| 7/8/2009 12:00:00 AM

Vía libre al aseguramiento de mega proyectos de infraestructura

Tras un trabajo conjunto entre Fasecolda, las reaseguradoras, los constructores y el Gobierno, se dio vía libre al aseguramiento de grandes proyectos de infraestructura.

Este cambio fue discutido en la pasada XVIII Convención Internacional de Seguros realizada en el mes de mayo, cuando el gremio asegurador le manifestó al Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, su interés en contribuir con soluciones para destrabar las dificultades de aseguramiento de las obras que influyen directamente en la modernización del país.

Tanto para el Gobierno como para el sector asegurador avanzar en la puesta en marcha de proyectos como la Ruta del Sol, el Sistema Ferroviario Central, entre otros, es una prioridad de la agenda de política anticíclica frente a la crisis, ya que éstos impulsarían la inversión en infraestructura y la generación de empleo.

Los cambios más importantes

El Decreto 2493 de 2009 introduce las siguientes modificaciones:

• Los proyectos con una cuantía mayor a $500 mil millones ahora podrán contar con una garantía cuyo valor asegurado sea inferior a los previstos en el Decreto 4828 de 2008 sin que en ningún caso puedan ser menores a $75 mil millones.


• La fase de operación y mantenimiento de un proyecto de infraestructura podrá será dividida por subetapas de mínimo un año y máximo de cinco.


Sector asegurador comprometido con los grandes proyectos

El sector asegurador continúa dispuesto a apoyar la estructuración de las garantías exigidas en los pliegos de condiciones de los proyectos de infraestructura. Las pólizas de cumplimiento ofrecidas por las compañías de seguros son una alternativa segura para las entidades estatales, dado que las aseguradoras que las ofrecen son vigilados por la Superintendencia Financiera y mantienen amplios rangos de solvencia para suministrar los recursos que requiera el Estado si debe ser indemnizado.

Adicionalmente, los seguros son una de las garantías más económicas del mercado, pues no afectan el cupo crediticio de los contratistas y tampoco les implica disponer de grandes cantidades de recursos de su propio patrimonio, dado que las aseguradoras asumen los riesgos por un mayor valor de a cambio del pago reducido de prima.

Fasecolda / Dinero.com 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?