| 10/16/2013 4:50:00 PM

Entre ceja y ceja

La Contralora General de la Nación, Sandra Morelli, le viene haciendo seguimiento al proceso de venta de Isagen por parte del Gobierno desde agosto pasado para que se tome la mejor decisión.

Sandra Morelli, Contralora General de la Nación, pidió desde Agosto a los funcionarios del Ministerio de Hacienda que le entreguen la valoración realizada por una banca de inversión para determinar el precio de venta de la generadora de energía.

En desarrollo de ese seguimiento, la Contraloría General de la República, a través de la Contraloría Delegada de Minas y Energía, ha participado en diversas reuniones con el equipo técnico del Ministerio de Hacienda y en ellas ha expresado que había espacio para analizar diferentes variables que determinaron el precio de venta de Isagen.

Según la contralora Dicha documentación fue estudiada y revisada de manera técnica por el organismo de control, el cual en ejercicio de sus atribuciones de rango constitucional y legal, tuvo oportunidad de manifestarle en diversas reuniones con el equipo del ministerio, que había espacio para analizar las diferentes variables que determinaron la tasa de descuento del flujo de caja descontado, metodología de valoración universalmente aceptada y utilizada por la Banca de inversión para determinar el precio.

Vale recordar que el Consejo de Ministros llevado a cabo a finales de Septiembre, tomó la decisión de aumentar el precio de venta de la acción de Isagen S.A de $2.850 a $3.178.

Morelli recordó que “finalmente la CGR, una vez sea concluido el proceso de venta, podrá desplegar los sistemas de control y vigilancia fiscal que considere pertinentes, a fin de garantizar la integridad del patrimonio estatal”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?