| 9/6/2013 2:00:00 PM

Colombia vs. Ecuador: 286,9 millones de euros en juego

La selección nacional, con una de las nóminas más valiosas del continente, se juega un partido que puede significarle la clasificación directa al Mundial de Fútbol de Brasil 2014.

En la tarde de este viernes la selección Colombia de fútbol, número tres en el ranking de la FIFA, enfrenta a su homóloga de Ecuador, en un partido que si el equipo nacional gana deja definido su cupo a la máxima cita mundialista que se celebrará el año entrante en Brasil, la Copa Mundial de Fútbol, a donde solo asisten 32 selecciones de todo el mundo.

Si por el valor de sus jugadores se tratara, Colombia no tendría que preocuparse, pues se trata de un equipo que está cotizado, según lo registra el portal de internet especializado en transferencias de jugadores Transfermarkt, en 222,1 millones de euros.

Por su parte, Ecuador, que es número 17 en el ranking de la FIFA, está cotizado en 64,7 millones de euros.

Sin embargo se trata de un partido difícil, pues el onceno de Ecuador se caracteriza por un juego muy parecido al de Colombia, sin contar que una victoria de su selección lo dejaría también muy cerca del mundial en Brasil.

Se trata de un partido de 286,9 millones de euros por lo que suman sus nóminas, donde el jugador más valioso de la cancha será el colombiano Radamel Falcao García, quien está cotizado en 60 millones de euros y juega para el Mónaco de la liga francesa.

Por su parte, en la selección del país vecino el jugador de mayor valor es Antonio Valencia, un mediocampista que actualmente juega en el Manchester United, en la liga inglesa.    

Aunque se trata de cifras significativas, en el momento que los dos equipos saltan a la cancha, que en esta ocasión será en el Metropolitano de Barranquilla, los valores no representan nada, pues en el fútbol todo puede pasar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?