| 2/23/2011 8:25:00 AM

Uribe autorizó "operaciones clandestinas" en Venezuela, dice WikiLeaks

El Gobierno del ahora expresidente colombiano Álvaro Uribe autorizó la realización de "operaciones clandestinas" contra la guerrilla de las FARC en territorio de Venezuela, según cables diplomáticos de la embajada estadounidense en Bogotá publicados por El Espectador.

Los cables, que hacen parte de miles facilitados al rotativo por los responsables del portal WikiLeaks, muestran que Uribe impartió la autorización mientras que, al mismo tiempo, asumía una postura amistosa frente a su colega venezolano, Hugo Chávez. Según los despachos diplomáticos, que datan de finales de 2006, "el entonces presidente Uribe no tenía ilusiones con Chávez y veía su enfoque anti Estados Unidos como un serio problema".

A pesar de ello, agregan, el colombiano "prefería manejar al presidente de Venezuela e incluso plantear una atmósfera bilateral positiva con proyectos de energía y comercio, para manejar su comportamiento". "Sin embargo, el informe de la embajada de Estados Unidos en Bogotá deja claro que esa postura de Uribe, de énfasis en la unión antes que la confrontación, le permitía la opción de llevar a cabo acciones armadas en Venezuela para proteger a Colombia de ataques terroristas", según El Espectador.

Se trataba de la autorización de "operaciones clandestinas contra las FARC al otro lado de la frontera según fuera apropiado", añade la publicación, que aclara que en ello debían evitarse casos como el del guerrillero Rodrigo Granda, que desató una grave crisis diplomática entre Colombia y Venezuela.

Granda, de la llamada Comisión Internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue detenido el 13 de diciembre de 2004 en Caracas en una acción encubierta de las autoridades colombianas y trasladado de inmediato a la frontera común y, luego, a Bogotá. El caso del rebelde entró en las gestiones de Francia tendentes a la puesta en libertad de la colombo-gala Íngrid Betancourt, rehén de las FARC rescatada en julio de 2008, hasta el punto de que Uribe, por una petición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, lo dejó en libertad el 5 de junio de 2007.

Según la versión del diario, "la embajada (de EE.UU.) reportó que Uribe utilizaba el espacio político de sus aproximaciones con Chávez 'y autoriza operaciones clandestinas al otro lado de la frontera contra las Farc'". "Una estrategia que visualizó el cable con un comentario atribuido al asesor presidencial José Obdulio Gaviria: 'Somos los perfectos hipócritas'", continúa la publicación.

El periódico también ofrece detalles de cables relacionados con las denuncias de presencia de rebeldes de las FARC y, también, del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en territorio venezolano, y con gestiones para un eventual proceso de paz con esta segunda guerrilla.

Los acercamientos con el ELN, que se habían emprendido en Cuba, era un "asunto recurrente" en los cables de las época, según el rotativo, que indica que el Gobierno de Noruega ofreció financiar un eventual proceso de negociación. Los cables aludidos hacen parte de un conjunto de 16.000 que el creador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, cedió a comienzos de este mes en Londres al director de El Espectador, Fidel Cano.

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?