| 7/22/2013 3:46:00 PM

Una piedra más en la minería

Pequeños productores de carbón de Boyacá están percibiendo menores ingresos por la venta de su producto y están siendo víctimas de abusos por la aparición de un mercado de intermediarios, según la Contraloría General de la República.

El organismo de control fiscal explicó que en 2007, Gensa S.A, E.S.P., una empresa de servicios públicos mixta y poseedora la Planta Generadora de Energía Termopaipa, realizó una oferta pública para obtener el suministro de 3.9 millones toneladas de carbón para la generación de energía.

Una vez culminado el proceso licitatorio e iniciado el contrato, se estableció que el 59% de las personas que suscribieron contrato inicialmente con Gensa lo han ejecutado, y el 41% ha cedido el contrato a intermediarios, los cuales han suministrado 1.612 toneladas de carbón a Gensa.

La cesión de los contratos se dio por la imposibilidad de cumplir con las cantidades de carbón pactadas inicialmente y por esa razón entraron a participar intermediarios, quienes garantizaban el cumplimiento.

Según la Contraloría, “los intermediarios son liderados por Ernesto Acevedo, y posteriormente hace parte de esta sociedad Hernando Rosero”.

Quienes proveen el carbón a los intermediarios aseguran que estos últimos compran carbón sin emitir factura, sin exigir pago de obligaciones tributarias ni pago de parafiscales, y en la mayoría de casos, el pago del mineral se realiza con combustible de una bomba de gasolina, ubicada al frente de la Termoeléctrica.

Peor aún, según la Contraloría, los intermediarios mezclan el carbón de buena calidad suministrado por los mineros con ceniza y desechos, bajando así su calidad y por ende el precio que Gensa paga al intermediario y que este a su vez reconoce al minero.

“En virtud de esta intermediación, y de acuerdo con los precios de compra de carbón, los comercializadores han percibido $95.134 millones, generándoles una utilidad aproximada neta de $ 9.476 millones”, señala la Contraloría en un comunicado y añade la siguiente información:

- Costo de producción de tonelada de carbón legal $80.000

- Costo de producción de tonelada de carbón ilegal $45.000

- Precio de compra de carbón de intermediarios a mineros por tonelada $60.000 ($20.000 menos del costo del carbón legal).

- Precio de compra de Gensa de tonelada de carbón $90.000 (Precio resolución UPME).


Para la Contraloría, lo anterior evidencia que cuando se realiza la compra del carbón a través de un intermediario y no directamente, los mineros, en este caso de Boyacá, perciben menores ingresos por la venta de su carbón.

“(…) situación que no contribuye en nada a mejorar la calidad de vida de los mineros de esa parte del país y por el contrario permite que la intermediación sea mirada como alternativa de vender gran parte del producto, para aquellos mineros que no cuentan con el apalancamiento financiero para la comercialización del carbón de manera directa”, dice el organismo de control.

La Contraloría, que ya dio a conocer el caso a la Procuraduría y al Ministerio de Minas, asegura que la operación del intermediario genera grandes pérdidas de recursos al país, “al patrocinar un submundo donde se mueven grandes cantidades de dinero, donde no se cumplen con las obligaciones legales de comercialización, regímenes laborales y salvamento minero”.

Además, cuestionó la labor de la autoridad minera en el proceso de formalización, pues los intermediarios han comprado carbón a títulos mineros que están desde 2003 en proceso de legalización, pero que después de 10 años no han obtenido un título minero adquiriendo 101.000 toneladas de carbón a estos.

Según la entidad de control, esta información fue obtenida de los proveedores directos de carbón de la Termoeléctrica Paipa, así como aquellos que actúan como intermediarios, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN, la Superintendencia de Sociedades, la Agencia Nacional Minera y gremios del sector.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?