| 7/5/2014 3:00:00 PM

Turismo por y para las comunidades

El turismo comunitario beneficia a más de 3.000 personas del país y a más de 1.300 familias desplazadas por la violencia ya que se han integrado a la cadena productiva del turismo para el aprovechamiento del sector.

Según la viceministra de Turismo, Sandra Howard Taylor, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo viene avanzando en el fortalecimiento de iniciativas que involucran el turismo comunitario. Este se entiende como una modalidad de turismo enfocado en el control y beneficio de comunidades rurales, indígenas o vulnerables.

“Colombia goza de una diversidad cultural preservada por siglos que nos da la oportunidad de diferenciarnos en el mercado, brindándole al turista escenarios que lo acercan a la biodiversidad única de nuestro país, mezclada con las expresiones vivas de nuestras tradiciones y patrimonio inmaterial”, dijo Howard.

Las iniciativas del Gobierno están enfocadas en mejorar la calidad de vida de las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes, asentadas desde la Guajira hasta el Amazonas.

Según estudios de la Organización Mundial de Turismo, dentro de las principales motivaciones de viajes para 2020 estarán las visitas a lugares donde las áreas naturales estén muy bien protegidas y conservadas que permitan mayor contacto con la naturaleza.

Desde 2012, Colombia estableció lineamientos específicos para el desarrollo del turismo comunitario, lo que ha permitido el emprendimiento de algunos proyectos con las comunidades indígenas, desplazadas y mujeres.

Por su parte, el Plan Nacional de Desarrollo contempla el fortalecimiento de las actividades turísticas de las comunidades negras afrocolombianas, raizales y palenqueras, que cuenta con el apoyo de Organizaciones Solidarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?