| 12/18/2010 8:00:00 AM

Tubérculos y verduras bajan de precio por el invierno

Al comparar el comportamiento de los precios en la última semana se observó una disminución en las cotizaciones de las verduras y los tubérculos, provocada por un mayor volumen de oferta en las centrales mayoristas.

En el caso de las verduras y hortalizas, se destacó la mayor oferta de tomate chonto, habichuela, cebolla cabezona y zanahoria, que ingresaron desde Boyacá, Cundinamarca, Santander y Antioquia. A Medellín, por ejemplo, llegó un 28% más de zanahoria procedente del oriente antioqueño.

Del mismo modo, los tubérculos reportaron un buen abastecimiento desde el altiplano cundiboyacense, propiciando una disminución en los precios de las papas negras y criolla. En el caso específico de la papa negra, el ingreso a Corabastos aumentó en un 11%. Sin embargo, el precio de los plátanos registró un incremento debido a la menor oferta desde Antioquia y el Eje Cafetero.

Por su parte, el grupo de las frutas registró un aumento en las cotizaciones del limón común, la papaya, el tomate de árbol y el maracuyá, como consecuencia del menor volumen ofrecido desde Santander, Córdoba, Huila, Antioquia y Cundinamarca. Por ejemplo, en Bogotá disminuyó el abastecimiento de papaya de primera calidad procedente de Valencia (Córdoba) en un 18%, como consecuencia de las lluvias.

Finalmente, la carne de cerdo presentó un alza en los precios, derivada de la mayor demanda con ocasión de las festividades navideñas.

Verduras y hortalizas

Durante esta semana, disminuyó el precio del tomate chonto en 27 de los 34 mercados donde se comercializó. Según los comerciantes, esta situación obedeció a la salida de la producción en Antioquia. En las ciudades de Medellín y Bogotá, por ejemplo, los precios subieron en un 13%, en promedio y el kilo se vendió a $781 y a $750, respectivamente.

Así mismo, bajaron los precios de la zanahoria, la cebolla cabezona blanca, el repollo blanco, los tomates Riogrande y larga vida, la habichuela, la acelga, la remolacha, el chócolo mazorca, el fríjol verde en vaina y el apio. La cotización de la zanahoria disminuyó en 26 de los 30 mercados donde se comercializó este producto porque hubo un mayor ingreso tanto desde el altiplano cundiboyacense como desde el sur del país. En las ciudades de Neiva y Bogotá, los precios bajaron en más del 10% y el kilo se consiguió a $564 y a $628, respectivamente.

También, hubo una mayor oferta de cebolla cabezona blanca procedente de Cundinamarca y Boyacá, razón por la cual bajaron las cotizaciones en 22 de los 28 mercados donde se comercializó. En la ciudad de Pereira, los precios disminuyeron en 16%; el kilo se vendió a $1.035. Siguen cayendo las cotizaciones de la habichuela como consecuencia de la mayor producción en Santander. En la ciudad de Bucaramanga, los precios descendieron en un 36% y el kilo se pagó a $1.528. Finalmente, disminuyeron las cotizaciones del repollo blanco en 20 de los 25 mercados donde se ofreció por una mayor oferta desde Duitama (Boyacá), Mutiscua y Silos (Norte de Santander). En Villavicencio, el kilo se transó a $844, un 6% menos que la semana anterior.

En cambio, durante la semana, subieron las cotizaciones de la cebolla junca, la arveja verde en vaina, los pepinos de rellenar y cohombro, la lechuga batavia, la espinaca y la coliflor. En el caso del pepino cohombro, el precio mayorista subió en 23 de los 35 mercados donde se comercializó este producto, ya que hubo una menor producción en Santander. El kilo se ofreció a $1.050 en Sincelejo y a $925 en Cúcuta, lo que representó un incremento de más del 3%. La finalización del ciclo vegetativo de la arveja verde en Cajamarca (Tolima) y el Eje Cafetero trajo consigo el alza en las cotizaciones de esta leguminosa. En Cali y Bogotá, por ejemplo, el kilo se ofreció a $2.300 y a $3.690, respectivamente, 30%, en promedio, más que la semana anterior.

El precio de la lechuga batavia también subió, ya que los cultivos establecidos en el altiplano cundiboyacense han sido afectados por las lluvias, reduciendo su calidad e impidiendo la recolección. En las ciudades de Pereira y Manizales, las cotizaciones aumentaron hasta en un 5% y el kilo se vendió a $1.189 en Pereira y a $1.408 en Manizales. Subieron los precios de la cebolla junca debido a que a los mercados está llegando de inferior calidad. En Pereira y Cartago (Valle del Cauca), el kilo se transó a $1.717 y a $1.893, respectivamente, un 16% más que la semana anterior. Finalmente, hubo menor recolección de espinaca en Cota, Madrid, Mosquera, Funza, Sibaté y Soacha (Cundinamarca), lo que trajo consigo un aumento en las cotizaciones. En Bogotá, principal destino de la producción de esta zona, el kilo se ofreció a $5.662, 46% más.

Frutas frescas

Los precios del limón Tahití aumentaron esta semana, debido a que se redujo la oferta desde Magdalena y Santander, donde las condiciones climáticas están afectando la recolección y la calidad de los productos. En Cali y Manizales, las cotizaciones subieron en más de 4%, vendiéndose el kilo a $1.658 y a $1.396, respectivamente.

Asimismo, esta semana, subieron los precios del tomate de árbol, el aguacate común, el banano Urabá, la pera importada, las papayas redonda, maradol y hawaiana, la guayaba común, las naranjas Valencia y Tangelo, la fresa, el coco, la mandarina onecco, las piñas gold y manzana, el lulo, el maracuyá, la curuba redonda y la manzana verde importada. Se incrementaron los precios de la papaya melona en cinco de los siete mercados donde se ofreció este producto, debido a que no ha salido la producción en Santander. En Medellín y Bucaramanga el kilo se vendió a $1.000 y a $974, respectivamente. También, subieron las cotizaciones de la manzana verde importada, debido al aumento en la demanda habitual durante esta época del año. En Neiva y Medellín, por ejemplo, el alza superó el 6% y el kilo se vendió a $3.694 y a $3.307, respectivamente.

También, se registró un incremento en los precios del tomate de árbol, ya que bajó la oferta procedente de Cundinamarca y el oriente antioqueño. En Barranquilla y Cartagena, el kilo se vendió a $1.267 y a $1.117, 5% más frente a la semana anterior. También, aumentaron las cotizaciones de la papaya hawaiana ya que se redujo la producción de primera calidad en Valencia (Córdoba). En Medellín, los precios subieron en 19% y el kilo se vendió a $814. En cuanto al maracuyá, se redujo el abastecimiento procedente del Huila, lo que ocasionó un alza de las cotizaciones. En Cúcuta y Bucaramanga, el kilo se vendió a $1.429 y a $1.619, lo que representó un aumento del 9%, en promedio, frente a la semana anterior.

En cambio, bajaron las cotizaciones de la badea, la patilla, el banano criollo, la piña perolera, la naranja común, la guayaba agria, los mangos Tommy y reina y las uvas negras e Isabela. En el caso de la naranja común, los precios cayeron en doce de los 21 mercados donde se comercializó, debido a que aumentó la recolección en Armenia, Montenegro (Quindío), Sevilla y Caicedonia (Valle del Cauca), donde están saliendo las cosechas. En Tunja y Villavicencio, por ejemplo, el kilo se transó a $277 y a $240, respectivamente, lo que representó una caída del 16%, en promedio. Por su parte, las cotizaciones del mango Tommy disminuyeron en 16 de los 27 mercados donde se transó, debido a la mayor cantidad disponible desde Tolima. En Cartagena y Tunja, el kilo se cotizó a $789 y a $712, 18% menos frente a la semana anterior.

Tubérculos, Raíces y Plátanos

Esta semana, se registró una disminución en los precios de la papa criolla; según los comerciantes, dicha situación obedeció a que aumentó la producción en el altiplano cundiboyacense, Antioquia, Norte de Santander y Valle del Cauca. En Neiva y Montería, la caída de la papa limpia superó el 23%, vendiéndose el kilo a $840 y a $1.408, respectivamente.

También, bajaron las cotizaciones de las papas puracé, R–12 negra, ICA Huila, sabanera, capira, parda pastusa y única, los ñames diamante y espino, las yucas criolla, chirosa y llanera, el ulluco caucano y la arracacha amarilla. En el caso de la papa única, se observó una reducción de los precios en once de los 23 mercados donde se vendió este producto, ya que se incrementó la oferta desde el altiplano cundiboyacense. En Pasto y Bucaramanga, las cotizaciones bajaron en más de 4%, vendiéndose el kilo a $366 y a $576, respectivamente.

Además, descendieron los precios del ñame espino, porque se presentó un aumento en el abastecimiento desde Carmen de Bolívar y San Juan de Nepomuceno (Bolívar). En Cartagena, las cotizaciones disminuyeron en más de 6% y el kilo se vendió a $952. También, se registró una disminución en los precios de la arracacha amarilla en trece de los 18 mercados donde se comercializó, debido a que los cultivos ubicados en Rionegro y Suratá (Santander) se encuentran en cosecha. En Cali y Tunja, las cotizaciones bajaron un 10%, en promedio, y el kilo se vendió a $1.153 y a $1.583, respectivamente.

Del mismo modo, aumentó el ingreso de papa parda pastusa desde Nariño, lo que trajo consigo una caída en los precios de esta variedad en quince de los 27 mercados donde se ofreció; además el producto comercializado presentó baja calidad. En Tunja y Bogotá, por ejemplo, el kilo se vendió a $606 y a $859, respectivamente, 9%, en promedio, menos que la semana anterior. Finalmente, se contó con menor oferta de yuca criolla desde Saravena (Arauca) lo que propició un descenso de los precios en catorce de los 25 mercados donde se transó. En Cúcuta el kilo se negoció a $863, 12% menos que la semana anterior.

En cambio, se presentó un alza en las cotizaciones mayoristas de los plátanos comino, guineo, dominico hartón y hartones verdes, la yuca ICA y el jengibre. En el caso del plátano hartón verde se evidenció un incremento de los precios en 21 de los 37 mercados donde se ofreció esta variedad, por el menor ingreso de producto desde Turbo y San Juan de Urabá (Antioquia). En Cartagena y Montería, las cotizaciones subieron en más de 8% y el kilo se vendió a $1.063 y a $652, respectivamente. De la misma forma, se registró un menor abastecimiento de plátano dominico hartón desde el Eje Cafetero, debido a que las condiciones climáticas han afectado la producción. En Ibagué y Armenia, los precios aumentaron un 6%, en promedio, vendiéndose el kilo a $813 y a $503, respectivamente. Por último, se observó un alza en las cotizaciones de la papa R–12 roja, ya que su abastecimiento fue menor. En Manizales, las cotizaciones aumentaron un 2%, vendiéndose el kilo a $740.

Pollos y huevos

Esta semana bajaron los precios del pollo entero fresco y congelado sin vísceras, las alas con y sin costillar, las menudencias y las piernas. Esta conducta obedeció al mayor volumen ofrecido desde Santander. Para el caso del pollo entero fresco sin vísceras, su precio registró una disminución del 4% en la ciudad de Bogotá, vendiéndose el kilo a $4.350.

También, se presentó un descenso en los precios de los huevos rojos extra, A y AA y blancos extra y A. Para el caso del tipo rojo AA, el descenso se reflejó en seis de los 17 mercados donde se ofreció. En Medellín y Cúcuta por ejemplo la unidad se cotizó a $201 y a $195, un 3% menos con respecto a la semana anterior.

Carnes, granos y procesados

Durante la semana se registró un aumento en las cotizaciones de la carne de cerdo, en los cortes lomo sin hueso, pernil con y sin hueso, cabeza de lomo, espinazo, costilla, brazo con y sin hueso y tocino. Este comportamiento se debió a la mayor demanda de estos productos en el mes de diciembre. En el caso de la costilla, en Armenia y Medellín, el precio se incrementó en un 6%.

En el caso de los pescados, las lluvias han generado un incremento en el cauce de algunos ríos, como el San Jorge y el Cauca, lo que propició una disminución de las faenas de pesca y unos mayores precios. En el caso del blanquillo entero fresco su cotización subió en cinco de los ocho mercados donde se ofreció. En Bucaramanga y Sincelejo el alza superó el 9%.

Esta semana, el precio del queso costeño subió en 14 de los 21 mercados donde se ofreció. Este incremento obedeció a la disminución en el volumen de leche producida ante el fuerte invierno. En Bogotá y Valledupar, su cotización se incrementó en un 12% y el kilo se vendió a $9.866 y a $9.000.

La reducción en las importaciones de la arveja verde seca provocó un alza en los precios en 7 de los 17 mercados donde se comercializó. En Barranquilla el kilo se ofreció a $1.493, un 8% más con respecto a la semana pasada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?