| 6/2/2014 1:52:00 PM

Ratifican daño patrimonial a Licorera del Valle

Se dio a través de un fallo por parte del Tribunal Superior de Cundinamarca que ratificó la condena fiscal de la Contraloría por daño patrimonial a la empresa.

Un nuevo fallo judicial avaló el proceso de responsabilidad fiscal de la Contraloría General de la República contra los responsables del desfalco de la Licorera del Valle.
 
Esta vez, el Tribunal Superior de Cundinamarca rechazó la demanda de nulidad y restablecimiento del derecho de uno de los ex funcionarios condenados fiscalmente, concretamente el ex Secretario de Planeación Departamental del Valle del Cauca, Luis Humberto Castrillón Rodríguez, que en calidad de tal fue miembro de la Junta Directiva de la Industria de Licores del Valle.

El Tribunal condenó a costas al señor Rodríguez, o sea deberá resarcir a la Contraloría General de la República los gastos que le causó este proceso.

Mediante Sentencia de  mayo 29 de 2014, notificada ayer viernes 30 de mayo de 2014, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera Subsección “B”,  dio respuesta al control de Nulidad y Restablecimiento del Derecho impetrado por el ex secretario de Planeación del Valle del Cauca, en contra de Proceso de Responsabilidad Fiscal No. 6 – 007-11, en cuantía de $39.643.607.486.0.

La decisión de denegar esta pretensión y condenar en costas a señor Castrillón Rodríguez se sustentó en que el Tribunal encontró probada la existencia de un daño patrimonial al Estado, consistente en los ingresos dejados de percibir por parte de la Licorera del Valle y por el departamento  del Valle del Cauca, por concepto de degustaciones aprobadas por la Junta Directiva, que se vieron representadas en disminución de los tributos generados por la distribución del producto. 

Se acreditó el nexo de causalidad entre la conducta de Luis Humberto Castrillón Rodríguez, en su calidad de miembro de la Junta Directiva de la ILV, y el daño patrimonial, toda vez que se evidenció que por la implementación del plan promocional aprobado a través de  varios otrosíes al contrato No. 20080035, fue que éste se originó.

No se logró desvirtuar la acusación elevada por la Contraloría General de la República, que el incumplimiento de sus funciones  constituía  un comportamiento doloso o gravemente culposo, ni  se probó   que  se  hubiesen encontrado configurados de manera irregular los elementos de la Responsabilidad Fiscal.

Los argumentos esgrimidos por el ex secretario Departamental, dirigidos no a demostrar el cumplimiento de sus funciones legales, sino a justificar su incumplimiento  en su actuación de buena fe, no prosperaron.

Contrario a lo afirmado por el demandante, la Contraloría General de la República si tuvo en cuenta los argumentos esgrimidos por él en el escrito de apelación  del fallo de primera instancia, al resolverlo.

Al no haber prosperado el único cargo formulado, esto es  el de infracción de las normas en que debía fundarse el acto demandado, es claro que la presunción de legalidad del mismo no se desvirtuó y por ende las pretensiones de la demanda fueron negadas,  y condenado el señor Luis Humberto Castrillón Rodríguez en costas.

Otra decisión favorable a la CGR

Vale recordar que, a principios de octubre de 2013, el Consejo de Estado consideró de recibo los planteamientos de la Contraloría General de la República, por lo que revocó la decisión de suspensión del fallo contra uno de los responsables del desfalco de la Licorera del Valle, el señor Doney Ospina Medina, ex alcalde de Florida (Valle).

La decisión del Consejo de Estado de entonces conservó la integridad del fallo condenatorio por irregularidades en la Licorera del Valle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?