| 7/29/2010 7:00:00 AM

Tres acciones para revolucionar la educación en el país

Tres políticas que han transformado profundamente los resultados educativos en el mundo. La visión del economista colombiano experto en temas de educación Felipe Barrera.

Si el economista experto en temas de educación del Banco Mundial, Felipe Barrera, tuviera que escoger tres cosas en las que se debiera concentrar la gestión del gobierno colombiano, señalaría los frentes que han demostrado ser los más eficaces en el mundo para mejorar los resultados de la educación: evaluaciones de desempeño escolar, mejoras en la calidad de los profesores y atención a la los menores de seis años.

De un lado, las evaluaciones dan al país el pulso sobre el estado de la calidad y permiten además diseñar programas a partir de esos resultados, dice Felipe Barrera. Las evaluaciones también permiten establecer formas para que los padres de familia se vinculen al colegio con el propósito de mejorar los resultados, es decir, llevar las discusiones a temas concretos y cuantificables.

Una buena batería de pruebas escolares y universitarias también permite construir un sistema de bonificaciones para los colegios y los profesores que consigan buenos resultados y programas de ayuda a los establecimientos que saquen los peores puntajes.

El segundo frente, el de los profesores, es otro tema crucial para Felipe Barrera. “Hay que hacer programas que capturen a la mejor gente para que se meta a la profesión”, dice. Para eso propone hacer lo que ha visto en otros países exitosos. Lo primero, determinar qué es lo que se les enseña a quienes entran a la profesión. Sobre todo, “ver lo que hacen bien quienes forman a los maestros”, añade.

Como complemento, les propone además a las universidades privadas que como parte de su responsabilidad con la comunidad, hagan facultades para enseñar a profesores.

Atención temprana
La alimentación y el cuidado de los niños menores de seis años tiene el mayor retorno social, explica el economista. Por eso propone que la acción de los gobiernos debería enfocarse a este grupo de edad. Considera que hoy el Icbf atiende niños mayores, qué fácilmente podrían pasar al cuidado directo del Ministerio de Protección, para que el instituto se especializara en niños más pequeños y en edad preescolar. De hecho, es una tarea tan rentable que buscaría la forma de darle una mayor cantidad de recursos a ese instituto.

Señala que las evaluaciones de los Hogares Comunitarios no son concluyentes. Hay una de la Universidad de los Andes que tiene resultados mixtos y al lado una del consultor Horacio Atanasios, que muestra unos logros extraordinarios del programa.

No obstante, para Felipe Barrera el programa es bueno. De hecho, no solo los mantendría, sino que trataría de hallar vías para mejorar la situación de las madres comunitarias, de forma que ellas ayudaran también en el desarrollo sicomotor de los niños que tienen a su cuidado. Piensa que el presupuesto y el alcance de ese programa se podría aumentar si se hicieran acuerdos entre el Icbf y Acción Social.

Con esta agenda, que como todo en educación tiene resultados que solo se pueden ver en el largo plazo, se puede hacer una transformación muy profunda en las condiciones del país. La garantía está en que son soluciones que han sido exitosas en otros lugares y que deberían funcionar sin problema en Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?