| 10/11/2013 4:50:00 PM

Para salir del trabajo sexual

La Administración Distrital abrió una convocatoria para trabajadoras sexuales, entre los 18 y 32 años, para que se vinculen como guías de la ciudad al proyecto Misión Bogotá.

Esta es una estrategia de empleo digno y fortalecimiento de sus competencias para el emprendimiento o el trabajo que emprendió el Distrito, inicialmente por un año. Quienes se vinculen recibirán honorarios de $859.000 por prestar sus servicios, y adicionalmente recibirán formación técnica, complementaria y/o de emprendimiento con entidades reconocidas como el Sena.

Durante el primer ciclo ellas deberán presentar un plan de negocio, requisito indispensable para culminar el proceso, y de acuerdo a su avance se valorará la continuidad a un segundo ciclo por otro año de vinculación.

Las interesadas deben tener disponibilidad de tiempo completo, presentar un recibo de servicio público del lugar donde residen, no haber tenido contrato anterior como guía de Misión Bogotá y participar en los talleres de vinculación que se realizan todos los martes, a las 2:00pm, en la sede del IPES (Calle 19 N. 3-16 Piso 3) y los jueves a las 2:00pm, en la Sede de la SDIS de Mártires (Diagonal 22B Bis 20-51).

En esta Administración se han vinculado al proyecto a 1.996 personas, de las cuales 410 son hombres y mujeres en ejercicio sexual, 250 de la comunidad LGBTI, 1.034 jóvenes de las zonas más violentas de Bogotá, 219 víctimas del conflicto armado y 83 personas con discapacidad.

De acuerdo con cifras reportadas por la Secretaría Distrital de la Mujer, en Bogotá, especialmente en las localidades de Mártires, Kennedy y Santa Fe, existe un registro de más de 5.500 mujeres que se dedican al trabajo sexual; pero se estima que en algunas temporadas del año, la cifra puede duplicarse con población flotante. La mayoría argumentan dedicarse a este oficio a causa del desempleo y desplazamiento.

De acuerdo con información reportada por el Sistema de Información de Registro de Beneficiarios de la Secretaria Distrital de Integración Social, los análisis del mercado del sexo en Bogotá muestran que al interior del fenómeno existe estratificación, pasando de una prostitución casi mendiga a una prostitución de élite en la que se mueven millones de pesos o dólares; las diferencias se dan por el tipo de prostitución que se ofrece, el tipo de demandante de prostitución a quien se dirige el servicio, el lugar en el que se ofrece (localidad) y las características de las personas que la ejercen (nivel educativo, características físicas, edad, etc).

“Esta estrategia de la Bogotá Humana, busca reducir la segregación social y la discriminación de poblaciones históricamente discriminadas; por esa razón, con el apoyo de la Secretaría Distrital de Integración Social, estamos focalizando a esta población en las zonas de tolerancia de Bogotá, y reconocerles sus derechos con la oferta de servicios del distrito” afirmó Ivan Quasth, director encargado del IPES.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?