| 2/3/2017 1:26:00 PM

¿Cómo la paz aspira dinamizar la economía, la inversión y el turismo en Colombia?

En un momento trascendental a nivel político, económico y social en Colombia, se realiza la 16ª Cumbre de Premios Nobel de Paz en Bogotá. En esta reunión, se busca exponer las diversas posiciones de importantes personalidades sobre los efectos de la paz en los territorios.

La 16ª Cumbre de Premios Nobel de Paz se realiza del 2 al 5 de febrero en Bogotá y reúne a Laureados, líderes y organizaciones internacionales y jóvenes que se han destacado por su trabajo en favor de la paz. Este es el primer evento de talla internacional que visita la capital en 2017.

Según indicó la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la Cumbre es una oportunidad en la que el sector privado y la sociedad “pueden ser partícipes de la conversación más importante del mundo en temas de reconciliación y paz, en beneficio de la ciudadanía”.

Le puede interesar: Construcción de la paz: el escenario ideal de futuro

La presidente de la CCB, Mónica de Greiff, afirmó que traer este evento a la ciudad apunta a dos grandes objetivos: a la construcción de la paz y a la estrategia de mercadeo (en la que la CCB ha propuesto posicionar a Bogotá como un lugar para hacer un evento de talla mundial y así atraer inversión y negocios).

Bogotá: declarada como la Ciudad Mundial de la Paz

En la instalación de la Cumbre el pasado 2 de febrero, Bogotá fue declarada  la ‘Ciudad Mundial de la Paz’, un reconocimiento que se otorga a las ciudades anfitrionas de la Cumbre, por sus esfuerzos en la construcción de paz.

Durante el año en que se encuentre activa la declaración, la ciudad será escenario de actividades, acciones y proyectos que visibilizarán su potencial para aportar a la reconciliación, el diálogo, la educación y la diversidad.

“El objetivo es que Bogotá no solo sea declarada como la ciudad mundial de la paz, sino que la experimente, y que todas las acciones que ejecute la ciudad, el sector público y el sector privado estén encaminadas hacia ese propósito y en el mismo plan para seguir motivando el espíritu de diálogo social, convivencia y desarrollo”, explicó el vicepresidente de articulación público privada de la Cámara de Comercio de Bogotá, Jorge Mario Díaz.

Este tipo de iniciativas no solo ayudarán a crear entornos más pacíficos para los ciudadanos, sino que se convertirán en un trampolín para atraer más inversión extranjera a la región.

El incentivo al turismo

Durante el foro “Paz y Turismo” en el marco de la Cumbre, liderado por la ministra de comercio, Maria Claudia Lacouture, se expuso la importancia económica y social de los avances en materia de paz y cómo el turismo y la paz se desarrollan conjuntamente.

Según Lacouture, el turismo en Colombia atraviesa por un buen momento, dado que entre 2010 y 2015 la llegada de visitantes internacionales creció en un 70%. En el mismo periodo de tiempo el empleo en el sector creció 17% y, en 2015, el sector fue el segundo mayor generador de divisas en el país.

Por su parte, el presidente del Grupo Aviatur, Jean Claude Bessudo, señaló que, en algún momento, Colombia pasó de ser un país con una falta total de imagen a un país con una pésima imagen, producido por diversos eventos (políticos, de violencia) que “borraron” a Colombia del mapa mundial.

No obstante, la declaración de Lacouture estuvo apoyada por Bessudo, quien afirmó que posterior a lo sucedido, los gremios de turismo han hecho esfuerzos de manera ininterrumpida con un constante apoyo gubernamental y resaltó que ya se empezó a notar un mayor flujo de visitantes, posterior a la difusión sobre la importancia de los acuerdos de paz. “Somos un país que lo tiene absolutamente todo, lo único que faltaba era la paz”, afirmó.

Lea también: ¿Colombia se volvió el nuevo destino por descubrir”: Presidente de Aviatur

Reconocimientos internacionales

Por un lado, Suecia reiteró su compromiso con el desarrollo sostenible y la construcción de paz en Colombia, de la mano del sector privado, la sociedad civil, la cooperación internacional y el sector público. Asimismo, llamó a la igualdad de género, lo cual es un prerrequisito para un desarrollo democrático a largo plazo y el desarrollo global sostenible.

A pesar de no contar con su asistencia a la Cumbre, el líder espiritual indio Sri Sri Ravi Shankar y el Papa Francisco, también se pronunciaron sobre la importancia del evento en Colombia, y aseguraron que fue muy oportuno, teniendo en cuenta que es un país que quiere ponerle fin a más de 50 años de guerra.

A través del Secretario de Estado Vaticano,  el Papa Francisco  animó a los participantes de la Cumbre a promover el diálogo entre las personas. “Cuando las víctimas de la violencia son capaces de resistir la tentación de vengarse se convierten en promotores más creíbles de la construcción de paz”.

La cumbre como dinamizadora de la economía

Eventos de esta talla traen una importante fuente de recursos para la ciudad. Alrededor de 15 sectores de la industria turística y de eventos de Bogotá se ven beneficiados en materia de inversión y empleo por la cumbre (entre ellos: hotelería, gastronomía, transporte aéreo y terrestre, comercio al por menor, agencias de viajes y traducción).

De acuerdo con International Congress and Convention Association (Icca), un turista de eventos o de negocios gasta en promedio US$450 diarios durante su viaje, mientras que un turista convencional gasta US$139 en promedio.

Esto hace que la actividad alrededor de la industria de eventos en Bogotá, donde acuden anualmente más de 470.000 turistas, genere una mayor dinámica económica para la ciudad.

En el caso específico de Bogotá, el turismo de negocios y eventos genera ingresos a la economía local por más de US$250 millones al año.

Recomendado: Emprendedores colombianos están esperanzados con la paz y respaldan el acuerdo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.