| 7/25/2013 11:18:00 AM

Tiembla la construcción en Bogotá

Las iniciaciones, las ventas y la oferta cayeron 18%, 10% y 20% respectivamente, según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

Mientras en el país la construcción de vivienda se disparó, en Bogotá sigue rezagada, así lo aseguró el vicepresidente de la Junta Directiva de Camacol B&C, Eduardo Bermúdez, quien dijo que en el sector continúa la preocupación por el desarrollo de la actividad en la ciudad.

“La única estadística que registra crecimientos positivos es la de licenciamiento, que a mayo registra un crecimiento anual del 18% en los metros cuadrados aprobados en vivienda”, afirmó Bermúdez durante el Seminario de Actividad Edificadora.

Para el dirigente gremial, los anuncios de cambio de norma hechos por la Administración Distrital son la principal explicación de los resultados de Bogotá. En la capital, las iniciaciones y las ventas cayeron 18% y 10% respectivamente, mientras que en Cundinamarca crecieron 15% y 25%.

De acuerdo con la presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, la construcción de vivienda creció en el último año en promedio 8,5%. “La producción de la actividad edificadora del país representa más de $47 billones, de los cuales el 50% es un aporte de la vivienda”, dijo.

Forero alertó sobre la necesidad de reponer oferta, puesto que existe una brecha entre las ventas de vivienda, que pasan por un buen momento, y los lanzamientos de nuevos proyectos. Mientras que el primer indicador crece 9%, los lanzamientos decrecen un 11%.

Por otro lado, mientras en el país se destaca la recuperación en los puestos de trabajo que aporta la actividad de la construcción al país, que hoy asciende a 1.157.000 empleos, en Bogotá también se presenta un comportamiento negativo, pues se registra la pérdida de 74.000 puestos de trabajo con una caída de 28%.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?