| 6/24/2015 5:00:00 AM

¿Cómo pueden cubrirse las necesidades de seguridad y servicio de la banca?

La velocidad del cambio supone retos para a la banca pero es evidente que las brechas generacionales dificultan que este sector le apueste fácilmente por la renovación de sus procesos.

Para nadie es un secreto que la industria financiera goza de algunas características particulares en sus procesos, tanto internos como hacia los cliente, los cuales por lo general demandan tiempo y esfuerzo en  desplazamientos, excesiva documentación, filas y otra serie de impases que afectan el resultado en transacciones, adquisición de productos, servicios y fidelización de usuarios.

La banca se enfrenta a un momento histórico, en el que es muy fácil recurrir a herramientas tecnológicas y digitales que están a la orden del día para hacer a fraudes y trampas. Sin embargo, estas tecnologías también se convierten en puntos de partida para el desarrollo de soluciones de seguridad y prácticas efectivas y de amplio espectro para este y otros sectores.  

Tal es el caso de la seguridad biométrica. Un tipo de tecnología que identifica las características físicas únicas de una persona, como su rostro y huellas dactilares, para garantizar que efectivamente es quien dice ser al momento de hacer solicitudes a los bancos. En ese sentido, forma el funcionario puede responder de forma más rápida y la organización disminuye las posibilidades de fraude y suplantación de identidad.

No obstante implementar este tipo de soluciones no es sencillo. Para las propuestas de innovación en este campo a nivel individual “la edad se convierte en obstáculo, la brecha generacional para la adopción de nuevas tecnologías puede ser una barrera fuerte”, dice Andrés García, fundador de BioAnyWhere firma que se ha especializado en seguridad biométrica.

Otra de las principales barreras es que no hay antecedentes o puntos de referencia que permitan medir la efectividad de estas iniciativas. Esto sumado puede generar inquietudes para quienes toman decisiones en los bancos, haciendo que sea difícil de aceptar e implementar estos nuevos mecanismos.

Aunque no basta con esta determinación y las necesidades latentes en el mercado, es necesario también crear un ecosistema en el que confluyan todos los actores: emprendedores y propuestas de digitalización bancaria, bancos y representantes que faciliten esos encuentros para que las soluciones se den a conocer.

En síntesis, aunque existen necesidades evidentes, también existen soluciones al alcance de un clic, es cuestión de abrir otros canales y atreverse a innovar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?