| 3/4/2015 4:00:00 PM

El cheque se niega a morir

Aunque cada vez se usa menos y desde hace mucho tiempo se viene anunciando su extinción, se mantendrá vivo por unos cuántos años más.

Uno de los casos más significativos que retrata la intención de darle sepultura al cheque sucedió en el Reino Unido donde hace unos años sacaron una normativa para que se prohibiera su uso a partir del 2018.

Sin embargo, la idea de eliminarlo completamente cayó mal en algunos sectores, porque todavía quedaban nichos de uso del cheque e inclusive, hubo un movimiento en contra de la desaparición de este. Así que finalmente retiraron la normativa que pretendía acabar con este medio de pago.

El cheque sigue vivo, pero no será eterno. Hay una tendencia tanto en Europa como en Latinoamérica a disminuir su uso. “El cheque cada vez tiene menos sentido porque existen alternativas que son más seguras, más eficientes, más rápidas y los usuarios están yendo cada vez más hacia ellas y eso es lo que vemos con el crecimiento de las tarjetas de crédito frente al uso del cheque”, afirma Álvaro Martin, socio de Analistas Financieros Internacionales (Afi), firma que realiza el Informe sobre Tendencias de Medios de Pago 2014 para Tecnocom.

“Para que desaparezca del todo, yo creo que todavía le quedan unos cuantos años, mínimo diez”, vaticina.

Particularmente, en Colombia las operaciones con cheque han disminuido 21,5% tanto en volumen como en valor, pero representan aún el 25% de todas las operaciones de pago.

“Los datos anteriores son concluyentes, y permiten afirmar la progresiva sustitución del cheque por otros instrumentos de pago más eficientes, modernos e incluyentes no basados en papel”, agregó Miguel Ángel Ariza, director de Tecnocom Colombia, multinacional española especializada en tecnología de la información.

Las tarjetas de crédito y débito ganan terreno
De acuerdo con el Informe sobre Tendencias de Medios de Pago 2014, realizado por Tecnocom y Analistas Financieros Internacionales (Afi), el efectivo sigue siendo el medio de pago preferido por los colombianos. Sin embargo el uso de las tarjetas débito y crédito ha venido aumentando de forma sostenida a lo largo de la última década, representando el 4,4% del valor total de las compras nacionales.

Según la investigación que por cuarto año consecutivo se realizó en España, Brasil, Chile, México, Perú, República Dominicana y Colombia, los bajos niveles de bancarización (61% de la población latinoamericana no tiene acceso a servicios bancarios según el Banco Mundial) y los persistentes niveles de informalidad laboral, explican en gran medida que aún el efectivo (monedas y billetes en circulación) sea el medio de pago más comúnmente utilizado.

Los expertos aseguran que esta tendencia podría cambiar con iniciativas como las que propone el Gobierno en el Plan Nacional de Desarrollo, donde se contempla promover la inclusión financiera en el país, que para el año 2018 cobijaría al 84% de los colombianos.

Según el Informe Tecnocom 2014, en el país se puede apreciar un crecimiento más alto en el parque de tarjetas de crédito con respecto a las de débito durante los últimos años. Mientras que en 2008 por cada tarjeta de crédito existían 2,9 tarjetas débito, en 2013 esta proporción se redujo a 1,6.

En el país circulan 12.327.960 unidades de tarjetas de crédito, la mayoría emitidas por bancos y otras instituciones financieras bajo marcas globales como Visa, MasterCard, American Express y Diners Club.
Sin embargo, las tarjetas de las grandes cadenas de retail comienzan a tener una importante participación en la concesión de créditos al consumo en Colombia, representando el 17,5% del parque total de tarjetas de crédito que circula en el mercado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?