| 10/2/2014 8:20:00 PM

306 municipios de Colombia no cuentan con televisión

Sin embargo, a través de un documento Conpes de $70.500 millones, el Gobierno contratará un servicio satelital para corregir dicha situación.

Extrañamente en pleno siglo XXI, 306 municipios de Colombia carecen del servicio de televisión por diversos motivos técnicos y estructurales.

Sin embargo, a través de la aprobación de un documento de El Consejo Nacional de Política Social y Económica, Conpes, se contratará un servicio satelital para llevar televisión a apróximamente 2,2 millones de hogares en el país que hoy no reciben la señal abierta y quienes podrán acceder a ella en forma gratuita.

Para asegurar los recursos que por $70.500 millones que demanda la iniciativa durante los próximos 10 años, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES), declaró el proyecto de importancia estratégica para el país.

“Se trata de un proyecto que beneficia a toda la población a través de la tecnología DTH (directo al hogar), considerada por los expertos como la mejor opción, la más competitiva y de alta definición para cubrir a los 306 municipios a donde no llega la cobertura de Radio Televisión de Colombia (RTVC)”, señaló el Director del Departamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria.

El director de Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria, resaltó que “el proyecto pone a disposición de los usuarios todos los canales públicos, tanto nacionales como regionales, sin descartar que otros, incluso internacionales, puedan vincularse al proyecto a través de la normativa vigente”.

El proyecto incluye, entre otras, las siguientes características:

• Ancho de banda para 16 canales en alta definición (HD)
• Cubrimiento del 100% del territorio nacional
• Servicio gratuito, sin embargo, requiere compra de un decodificador por parte del usuario.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?