| 7/13/2013 10:00:00 AM

Superación de pobreza rural está rezagada

Para el año 2015 Colombia podría cumplir con la meta de pobreza, planteada en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que es de 28,5% y de pobreza extrema que es de 8,8%.

Así lo prevé el Centro de Investigación Económica y Social (Fedesarrollo), que señala que los datos más recientes de pobreza, publicados por el Dane, muestran un avance significativo en términos de movilidad social.

La tasa de pobreza monetaria, entendida como el porcentaje de la población con ingresos inferiores a la línea de pobreza, se ubicó en 32,7% en 2012, mientras que tres años antes superaba el 40%.

De acuerdo con el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), que mide este factor como desde diferentes sectores sociales, el 27% de la población colombiana se ubicaba en situación de pobreza multidimensional en 2012, frente a 30,4% en 2010.

Este índica muestra que las variables que más se han logrado superar son el aseguramiento en salud, el acceso a servicios de cuidado a la primera infancia, el mayor logro educativo y la reducción en el hacinamiento crítico. Mientras que las variables que han contribuido en menor grado o han empeorado la pobreza multidimensional son el desempleo de larga duración en las cabeceras, y la falta de acceso a fuentes de agua mejoradas en la zona rural.

Lo anterior, según Fedesarrollo, muestra que hay avances en la disminución de la pobreza monetaria en los últimos dos años y refleja los buenos resultados en términos de crecimiento económico.

¿Y en el campo?

Para Fedesarrollo, estos avances “esconden” preocupaciones y retos mayores desde el
punto de vista social, especialmente en cuatro frentes. El primero es que pese al avance, Colombia sigue estando en un estado desfavorable si se comparas con otros países de América Latina. Segundo, un virtual estancamiento durante el último año en términos de los avances para la reducción de la pobreza extrema. Tercero, un retroceso en el sector rural y cuarto, grandes disparidades en el comportamiento regional que no están generando la convergencia “que sería deseable entre los ingresos per cápita de los diferentes departamentos”.

En cuanto a pobreza extrema, el Dane reveló que entre 2010 y 2011el porcentaje de la población en situación de indigencia bajó de 12,3% a 10,6%, este indicador se mantuvo virtualmente inalterado en 2012, al ubicarse en 10,4%. Pero “este pobre resultado da cuenta de un retroceso en materia de pobreza extrema en el sector rural, el cual a duras penas alcanzó a ser compensado por modestos avances en las cabeceras urbanas”, dice Fedesarrollo.

Para el centro de investigación, la incidencia de la pobreza y de la pobreza extrema se concentra en forma desproporcionada en las zonas rurales y en las cabeceras de ciudades y municipios pequeños diferentes a las 13 grandes ciudades y sus áreas metropolitanas.

Según Fedesarrollo, las cifras sí alertan sobre el enorme reto que se enfrenta precisamente en esas zonas dispersas para poder avanzar en el proceso de reducción de la pobreza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?