| 6/29/2014 5:00:00 AM

Tras 20 años, llegan subsidios al gas

El subsidio al consumo del GLP (gas propano) busca mejorar la calidad de vida de los usuarios de menores ingresos tras la expedición del Decreto 2195 de 2013 del Ministerio de Minas y Energía.

Con base en las experiencias del Plan Piloto de subsidios al Gas propano que se ejecutó a finales del 2013 en los departamentos de Nariño, Putumayo y Caquetá, el Ministerio de Minas y Energía se encuentra desarrollando un proyecto que busca otorgar beneficios para las familias de estratos 1 y 2 de los más de 12 millones de usuarios que usan Gas Propano en sus hogares, a partir de 2015.

Este proyecto busca extender al consumo de cilindros de gas propano los subsidios ya existentes para los servicios de energía eléctrica y el gas combustible distribuido por redes y así cumplir, finalmente, lo dispuesto por la Ley 142 de 1994 donde se reglamentan beneficios para estos servicios públicos.

Estos subsidios estarán enfocados hacia la población vinculada con el Sisbén, teniendo en cuenta que es el mejor referente a nivel nacional para identificar las poblaciones vulnerables alrededor del territorio nacional.

El Ministerio evalúa la viabilidad de usar una tarjeta inteligente personalizada para que los beneficiarios reclamen el subsidio. El uso de esta tarjeta, tipo Tarjeta Monedero, como las que se usan en Transmilenio, permitiría utilizar un mecanismo ágil y seguro para distribuir el subsidio a los consumidores pobres que usan cilindros de propano para el consumo en sus hogares. Igualmente podría ser extendido a los demás programas de subsidios del Estado, coordinados por medio del Sisbén, como por ejemplo Familias en Acción.

Este proyecto es un paso más en el proceso de formalización que ha venido sufriendo el sector del gas propano, para el cual se han las empresas han invertido más de 400 millones de dólares en los últimos 5 años.

Frente a esto, para que el proyecto funcione como se espera, se requiere que la distribución del gas propano y la gestión de los subsidios, se realice por empresas formalmente constituidas y que cumplan todos los requisitos legales, de seguridad y de calidad en la prestación del servicio.

Una gran oportunidad se abre para las poblaciones vulnerables del país, que podrán acceder a una fuente de energía segura, económica y ambientalmente amigable a bajos costos. Colombia da un paso más en la búsqueda de una canasta energética diversa que es fundamental para la sostenibilidad del país hacia el futuro en materia de energía.

¿De cuánto será el subsidio?

El Decreto 2195 de 2013 del Ministerio de Minas y Energía estableció que el valor de este subsidio no superará el 50% del consumo de subsistencia fijado por la Unidad de Planeación Minero Energética – UPME (14,6 kilos por mes) para el estrato 1 y el 40% para el estrato 2. Es decir que el valor máximo a subsidiar sería de 7,3 kilos por mes para estrato 1 y de 5,84 kilos por mes para estrato 2.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?