| 6/16/2008 12:00:00 AM

Soluciones para la crisis camionera

Voceros del gremio del transporte de carga dicen que al menos 60% de la flota de camiones paralizó sus labores, en un paro indefinido debido a costos de fletes y créditos. Habla Colfecar.

 
Por: Gustavo Adolfo Cabrera Cárdenas


A finales de febrero de este año cuándo el precio del barril de petróleo rompía la barrera de los US$100 muchos analistas se preguntaban hasta dónde podría llegar y cuál sería el impacto sobre la estructura económica colombiana.


Hoy cuando los precios del petróleo se encuentran en máximos históricos y el precio de referencia WTI se encuentra por encima de los US$130 por barril, con proyecciones de llegar hasta US$150, las consecuencias de este incremento se empiezan a sentir en los diferentes sectores productivos de nuestra economía.

El primero en reaccionar y como es obvio dado su alto grado de dependencia a la gasolina, fue el de transporte de carga por carretera. Y aunque esta situación ya se veía venir, para ellos el gobierno nacional no ha tomado las medidas necesarias de protección al gremio, comento Jaime Sorzano presidente de Colfecar.

Según Sorzano de $5.874 que es el costo aproximado de un galón de gasolina para un transportador de carga, el 23% corresponde a carga impositiva o sea unos $1.345. Pero este no es el único problema que enfrentan los camioneros. Además de los altos precios de la gasolina, existen otros problemas de tipo estructural que de una u otra forma terminan incrementando los costos operativos de movilización de un camión en las carreteras del país.

El problema estructural más grande que se le presenta a éste sector, es el que tiene que ver con la actual tabla de fletes, que por cierto nació y se utilizó precisamente para levantar un paro camionero ocurrido hace 10 años, comento Sorzano.

La tabla de fletes es una medida impositiva que obliga a los propietarios de los camiones a que negocien sus cargas de acuerdo con los topes establecidos de precio en esta tabla. Para Colfecar la tabla genera falsas expectativas, al igual que se encuentra sesgada frente a los costos reales que asumen en el día a día los transportadores colombianos al recorrer las diferentes rutas nacionales.

Esta situación ocurre por ejemplo cuándo la carga escasea. En este caso no se pueden cobrar los precios que la tabla indica sin correr el riesgo de perder competitividad frente a otros que se encuentran en las mismas condiciones. Esto hace que los operadores no se guíen por ella y que se expongan a pagar una multa de $2’500.000 por dicho incumplimiento en caso de ser descubiertos, añadió Sorzano.

Para corregir esta situación Colfecar propone abolir la tabla y crear el IPT (Índice de Precios del Transportador), que sería construido y publicado por el Dane, con datos más certeros y ajustados a los costos reales del transporte de carga y su publicación serviría de guía para el cálculo de las negociaciones en los diferentes centros de carga a nivel nacional.

Otro de los grandes problemas que aqueja al sector, es el que tiene que ver con la sobreoferta de camiones en el mercado. Para él presidente de Colfecar los mismos transportadores contribuyen al problema pues no están dando de baja los vehículos viejos y a la vez están ingresando más camiones nuevos a las carreteras.

Ante la situación el gobierno nacional tomó medidas frente al tema para reducir el aumento del parque automotor, como la de incrementar el valor de las pólizas y disminuir el plazo de las mismas para vehículos viejo.

Pero por otro lado ha sido laxo frente al tema de la chatarrización de vehículos viejos, ya que los órganos de control no han sido estrictos en el cumplimiento de la norma, afirmo Sorzano.

Por último aunque el sector presenta estos problemas, Colfecar piensa que la mejor forma de salir a estos es la vía negociada, no la vía del hecho como son los paros. Si miramos al final los únicos perjudicados siempre serán los consumidores además del mismo transportador ya que éste deja de recibir $1’500.000 por cada día que su vehículo permanezca inmovilizado


.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?