| 5/18/2017 10:48:00 AM

¿Trabajar para sobrevivir?: Gasto en entretenimiento cayó 50% en hogares colombianos

Como consecuencia del incremento de precios que han tenido que afrontar los colombianos desde principios de este año por la adversidad del clima, la reforma tributaria y otros factores, los hogares tuvieron que disminuir sus gastos en actividades ocio y entretenimiento en un 50%.

Así lo reveló el estudio Consumer Insights de la firma Kantar Worldpanel, en el cual se afirma que “el primer trimestre de 2017 inició con apretada de cinturón para los colombianos”.

En Bogotá y la región Pacífico el volumen en términos de consumo cayó 2% en el primer trimestre de año comparado con el mismo período de 2016.

La investigación muestra que los colombianos tuvieron que reducir el gasto en entretenimiento en un 50%, pero también recortaron en un 18% el presupuesto para comprar productos de tecnología.

Vea también: Proyecciones pesimistas y optimistas sobre la economía del primer trimestre

Así mismo, Kantar Worldpanel reveló que los hogares redujeron en un 12% el gasto en ropa y calzado durante el primer trimestre de 2017, afectando así a segmentos específicos como el deportivo.

Esta situación, que pone en evidencia la realidad de los hogares colombianos en la actualidad, genera según Kantar Worldpanel, “una gran oportunidad para las categorías de consumo masivo, pues las personas regresan al hogar para cocinar”.

Un ejemplo son las categorías de bases y salsas, aceites de cocina y arroz, que crecieron en volumen un 35%, 11% y 7 % respectivamente en el primer trimestre del año.

Puede interesarle: Banco de la República baja sus tasas a 6,5% y reduce el pronóstico del PIB

Han sido varias las estrategias que han adoptado los hogares para hacer rendir el dinero. Una de ellas fue la de invertir más en la canasta de consumo masivo y migrar sus gastos a los canales de descuento, esto frente a la expectativa del aumento de los impuestos”, apuntó el director de Kantar Worldpanel, Andrés Simón.

Justamente en la coyuntura actual las hiperbodegas de descuento han ganado mucho protagonismo, como consecuencia de ello en la actualidad 6 de cada 10 hogares ya están comprando en este tipo de puntos de venta.

Le podría interesar: Banqueros ven “muy difícil” que se cumpla el pronóstico de 2,5% de PIB este año

 Asimismo, en el último año las tiendas de descuentos duplican su participación de mercado, apalancadas principalmente por D1. “Mientras las tiendas de descuento ganan una visita en el primer trimestre, las cadenas pierden una visita”, señala el estudio.

Además, afirma que frente a la presión que generan los canales de descuento, las cadenas nacionales e independientes se valieron de la venta de marcas propias para crecer. Esta podría ser una estrategia efectiva si se tiene en cuenta que 6 de cada 10 hogares compran marcas propias, especialmente en el tema de los lácteos.

 “Sin embargo, no es suficiente con las marcas propias, las grandes cadenas deben adoptar acciones innovadoras para atraer de nuevo a los clientes que ya están en los puntos de venta”, apuntó Andrés Simón.

Recomendado: Al Banrep ahora le preocupa más la desaceleración que la inflación

El directivo fue más allá al afirmar que “innovar es la clave para crecer”, por lo que los formatos de compra tradicionales tendrán que dar un vuelco en su estrategia de mercadeo, presentar nuevas categorías, tratar de acercarse a nuevos segmentos de los consumidores y llegar a nuevas geografías.

Así se movió el consumo en el primer trimestre de 2017:

Los estratos bajos lograron mantener  su consumo en este arranque del año, al tiempo que los altos tuvieron un volumen estable y los medianos sí tuvieron que reducir sus visitas al punto de venta para así también disminuir sus gastos.

Lea también: ¿Por qué no surgen los créditos de vivienda a 30 años en Colombia?

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.