| 4/26/2012 6:00:00 AM

Sin haber empezado el SITP de Bogotá ya está embolatado

La Contraloría de Bogotá mantiene su vigilancia en el Sistema Integrado de Transporte Público, no solo porque aún no tiene listos los paraderos sino que además riesgo de perder $30.000 millones para la compra de vehículos de servicio público. Todas las alarmas están encendidas.

La entidad evidenció, por medio del seguimiento que viene haciendo al proceso de implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que con corte a 29 de febrero de 2012, no se han recaudado $30 mil millones aproximadamente de los recursos del factor de calidad del servicio, destinados a la compra de vehículos de servicio público de transporte colectivo de pasajeros.

El Factor de Calidad, es un fondo creado por el Distrito en el año 2003, decreto 115, con el fin de recaudar un porcentaje de la tarifa del transporte público, equivalente al 1,2% del valor del pasaje, para la compra o reposición de nuevos vehículos, este porcentaje deben consignarlo las empresas transportadoras a las fiducias destinadas para tal fin.

Para el Contralor de Bogotá, Diego Ardila Medina, el no recaudo de estos recursos, no sólo afectará la reducción de la sobreoferta de vehículos, como uno de los pilares para el éxito de la implementación del SITP, sino que podría impactar la tarifa esperada y a futuro afectar el patrimonio público de la ciudad.

La advertencia del organismo de control se soporta además, en que al entrar en operación el SITP, las sociedades transportadoras que integran el operador y, que hoy ostentan la habilitación otorgada por la Secretaría Distrital de Movilidad, desaparecen de la vida jurídica y la consecución de los recursos esperados se pondría irremediablemente en riesgo.

En este sentido, el organismo de control, solicitó al Alcalde Mayor de Bogotá, tomar las acciones efectivas tendientes a garantizar que estos recursos pendientes de ser recaudados ingresen oportunamente a las fiduciarias correspondientes, teniendo en cuenta el riesgo que representa que las empresas que deben transferir estos recursos desaparezcan o se transformen una vez, entre en operación el SITP.

Así mismo, encuentra oportuno el ente fiscalizador solicitar se tomen las medidas para dar cumplimiento a lo normado en el artículo 24 del Decreto Distrital 309 de 2009, en cuanto a la aplicación prevista de los recursos provenientes del factor de calidad para la compra de vehículos del actual transporte público colectivo.

La Contraloría de Bogotá le otorgó un plazo de 10 días hábiles a la Administración Distrital para informar sobe las acciones que se adoptarán, así como le solicitó informar dentro de los cinco primeros días de cada mes sobre los avances en materia de recaudo de los recursos por este concepto y su destinación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?