| 1/25/2015 7:00:00 AM

Plan Nacional de Desarrollo en caliente

Y así estará durante las sesiones extras del Congreso de la República mientras las comisiones económicas discuten el proyecto primordial para el Gobierno Nacional.

Las sesiones extras para el Plan Nacional de Desarrollo son pieza clave para el posconflicto y la estabilidad del crecimiento económico del país.

El presidente del Senado, José David Name Cardozo anunció que habrá dedicación profunda a las sesiones extras que se requieren para darle trámite al Plan Nacional de Desarrollo que el Gobierno debe presentar al Congreso antes del 7 de febrero. Name resaltó la importancia de este tema para el posconflicto y la estabilidad del crecimiento económico del país.

El senador, recordó que la Presidencia de la República expidió el Decreto de las extras el 13 de enero de 2015 teniendo en cuenta que de conformidad con la Ley Orgánica del Plan de Desarrollo, que es la 152 de 1994, el Consejo Nacional de Política Económica y Social, Conpes, ya hizo las enmiendas que consideró pertinentes al proyecto “Todos por un Nuevo País 2014 – 2018”.

Dichas sesiones han sido citadas desde el seis del próximo mes hasta el día 15 de marzo esperándose que quede concluido este tema en ese periodo.

“A partir del día siguiente el Congreso de la República deberá iniciar el ciclo ordinario de sesiones del segundo semestre legislativo que terminará a mediados de junio del presente año”, indicó el presidente el Senado.

Por su parte el también codirector del Partido Social de Unidad Nacional, La U agregó que “frente al Plan Nacional de Desarrollo el Congreso tiene una gran responsabilidad, porque se trata de la brújula que guiará al país en el tránsito hacia el posconflicto luego de firmarse la paz con la guerrilla y será el instrumento de primera mano para reivindicar el desarrollo de las regiones colombianas”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?