| 11/13/2011 8:00:00 AM

Ser reina vale $35 millones

Además de esfuerzo y disciplina, prepararse para ser escogida como la mujer más bella de Colombia requiere tener en el bolsillo unos buenos pesos. Vestidos y cirugías son algunas de las compras hechas. Sin embargo, hay quienes dicen que ganar no tiene precio.

Todo un negocio hay detrás del Concurso Nacional de Belleza. Y es que para participar se valen todas las opciones que estén a la mano para conseguir los recursos: alianzas estratégicas, patrocinios, familias adineradas y otras que se endeudan, además de dinero proveniente de los departamentos, etc.

El preparador de reinas, Emiro Buitrago, aseguró que hay reinas que han llegado al Concurso Nacional de la Belleza con $35 millones. “Pero no es un dato definitivo. Uno podría decir que pueden gastar entre $15 millones y $150 millones. Lo importante de destacar es que no hay que quedar en la ruina para ser reina”.

Javier Murillo, quien ha preparado a mujeres como Paola Tutbay, Carolina Gómez, Valerie Domínguez y Taliana Vargas, asegura que los costos se han disminuido sustancialmente. “El reinado ha cambiado. Antes en los años 80 las reinas gastaban millones en cirugías, excesivo maquillaje, vestuario... ahora todo se enfoca más hacia lo natural”.

Igual pensamiento tiene Buitrago, quien asegura que el dinero que puede gastar una reina en el concurso se puede haber reducido hasta en un 50%.

Entre tanto, para Raimundo Angulo Pizarro, presidente del Concurso Nacional de Belleza, el costo actual “es casi nada”.

¿Se han bajado los gastos?

Los expertos coinciden en que el Concurso Nacional de Belleza se ha encargo de facilitarles casi todo. “Las reinas tienen quien las maquille, las peine y se les dan los vestidos (con excepción al de coronación y el artesanal). Hemos tratado de tumbar ese negocio. Por ejemplo, me parece innecesario gastar $5 millones en un vestido”, aseguró Angulo.

El negocio ha logrado bajar los costos mediante patrocinios de empresas que confeccionan vestidos de baño y elaboran productos de belleza. Además, se pueden hacer alianzas estratégicas para que las reinas después sean la imagen de publicidad de las empresas y de esta manera ninguno de los dos incurre en gastos.

Eileen Roca, quien fue Señorita Colombia 2006, aseguró que con el paso del tiempo muchas cosas han cambiado. “En mi época un vestido de gala podía costar entre $6 millones a $7 millones y uno para los cócteles, unos $2 millones”.

Los diseñadores también han pasado a jugar otro papel. “Obviamente uno quería los diseñadores más reconocidos y eso costaba millones, pero ahora el concurso le ha dado importancia a diseñadores con enfoque artesanal y se han ampliado las alternativas para escoger quien elabora los vestidos”, manifestó Roca.

Así mismo, Murillo aseguró que el reinado ha dejado de tener tanta importancia para el país, pues los departamentos ya no destinan tantos recursos para apoyar a sus reinas. “Antes lo importante era el ciclismo, después eran las reinas y ahora es el fútbol”, recalcó Murillo.

Se sabe que entre los departamentos que más destinan recursos para apoyar a sus reinas están Antioquia, Valle, los santanderes y Magdalena.

¿En qué se invierte el dinero?

Murillo explicó que además de belleza, una reina debe aprender a pensar rápido, estar informada y saber expresarse en medios de comunicación.

Aunque no dio el detalle de cifras, la preparación con Murillo incluye fogueos con jurados, asesoría psicológica y simulación de entrevistas en estudios de televisión con Amparo Pérez y Amparo Peláez.

“Una reina puede prepararse durante uno o dos años, incluso seis o tres meses, todo depende de la candidata. Hay algunas que es muy poco lo que hay que hacer, mientras que en otras el proceso es más largo”, manifestó Murillo.

Entre tanto, Buitrago aseguró que en clases de glamour, pasarela y preparación en general se pueden gastar al año unos $5 millones.

Lo cierto es que este 14 de noviembre se elegirá la mujer más bella de Colombia y sin duda alguna ganar no tiene precio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?