| 12/2/2009 6:00:00 AM

Sena tendrá en 2010 el mayor presupuesto de su historia, $1,9 billones

Luego de la aprobación del Presupuesto General de la Nación por $148,3 billones, al Sena se le asignó una partida mayor a la de 2009, que fue de $1,48 billones. El incremento en el monto presupuestal fue del 30,53%.

Para el 2010 el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) contará con el mayor presupuesto en su historia, $1,9 billones, con lo que la entidad aspira a garantizar el cumplimento de las metas que se trazó para el año que entra, entre ellas, ofrecer 6'728.534 cupos de formación para los colombianos.

Con esta histórica cifra, tanto en dinero como en incremento porcentual, que el Sena jamás había recibido en sus 52 años de vida, el Gobierno Nacional respalda los aportes parafiscales, con los cuales la entidad adelanta su gestión y fortalece sus diferentes programas para dar un impulso en lo económico y social al país.

El presupuesto y los aportes parafiscales son los garantes de la formación gratuita que imparte el Sena a los colombianos. Eso les permitirá a los estudiantes de la institución seguir mejorando su nivel de preparación y les dará herramientas para insertarse en el mundo laboral o poner en marcha sus propias unidades productivas como alternativa de autoempleo.

La cifra de $1,9 billones superó la partida del Sena en 2009, que fue de $1,48 billones. El incremento en el monto presupuestal fue del 30,53 %.

Cabe destacar que estos billonarios recursos, solicitados por la Dirección General del Sena, a cargo de Darío Montoya Mejía, están consignados en la Ley de Presupuesto de la Nación, aprobada por el Congreso de la República, y que pasará a sanción presidencial.

Posteriormente se expedirá el respectivo Decreto de Liquidación del Presupuesto General de la Nación, por parte del Gobierno Nacional.



(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?