| 9/19/2012 3:00:00 PM

Sed tendrá que pasar gran parte del país

Los zonas más afectadas por la sequía serán el interior del país, la región caribe y pacífica. Gobierno reitera la urgencia de ahorrar agua en los hogares.

Ricardo Lozano, director del Ideam alertó al país sobre la llegada del fenómeno del niño que comenzaría en el mes diciembre, y se mantendría hasta febrero del próximo año. En atención de incendios forestales el gobierno destinado $3.000 millones para prevención y reparación de las zonas afectada. En vendavales $13.000 millones.

El director hizo un llamado a los colombianos para aprovechar los meses de lluvia de octubre y noviembre, puesto que vendrán tiempos de sequías fuertes. “Hay que aprovechar los meses de lluvia que faltan, para poder ahorrar agua que será vital en los meses de sequía”, dijo Lozano.

Recalcó que hay que aprovechar los aguaceros, priorizar, diseñar y crear una infraestructura que permita la acumulación del agua, sobre todo en el sector agropecuario. “Este fenómeno del niño es diferente a todos. En la intensidad de las aguas del océano pacífico se puede parecer al fenómeno del niño del 2006 o 2007 ó al del 2009 o 2010. Pero este niño, desde su nacimiento, ya mostró sus impactos con la cantidad de incendios forestales, la pérdida de afluentes y de ríos, en el centro y sur del país”, aseguró.

El director del Sistema Nacional para la prevención y atención de desastres, Carlos Iván Márquez, informó que los incendios generados por la pretemporada de sequía afecta en su mayoría a los departamentos de Tolima, Huila, Nariño, Cauca, Cundinamarca, Boyacá y un pedazo de la alta Guajira. “El fondo de Gestión de Riesgo, ha invertido hasta el momento, en atención de desastres $127.000 millones. “Por cada peso que invertimos en prevención, ahorramos siete pesos. A través de nuestra unidad y por disposición del Presidente de la República, los recursos para la atención de las emergencias están disponibles”, dijo Márquez.

Boyacá es uno de los departamentos más afectados por incendios
y deslizamientos por temporada de lluvias y para aminorar el impacto se han destinado $9.000 millones. Antioquia ha tenido afectaciones por vendavales, deslizamientos e incendios forestales, invirtiendo $12.000 millones en este departamento. Los incendios hasta el momento han dejado un consolidado de $17. 323  hectáreas afectadas; 480 eventos reportados, 466 controlados y extinguidos y 14 que están en proceso de extinción.

Esto ha generado una gran movilización de Fuerza Aérea y Ejército en más de 160 horas de trabajo, 50.000 miembros de organismos de socorro, junto con la Cruz roja, Defensa civil, bomberos y cada una de las administraciones municipales.

Este año el gobierno ha invertido alrededor de $140.000 millones de enero hasta la fecha. $127.000 con corte a antes de los eventos de vendavales e incendios.

En San Andrés ya se construyó junto con el Banco Mundial, tres sistemas de aprovechamiento del agua lluvia. Para lo cual se cambiaron los canales, además interconectaron y diseñaron tanques para redistribuirlos a las casas con plantas de tratamiento. Una vez utilizadas las aguas, son tratadas para ser trasladadas al campo para usarlas en los distritos de riego. 

Este mismo sistema se aplicará en los departamentos que resulten más afectados por la sequía. Teniendo en cuenta que económicamente resulta ser eficiente, porque en la población de San Andrés se redujo el uso del agua en un 60%. “La intensidad del niño terminará el trimestre del próximo año. Hay que aprovechar los aguaceros, priorizar, diseñar y crear una infraestructura que permita la acumulación del agua, sobre todo en el sector agropecuario”, dijo Lozano.

Cabe recordar que el niño más fuerte de la historia del país, fue durante entre 1997 y 1998, cuando El ex presidente de la República, Ernesto Samper, tuvo que lidiar con los fuertes cambios climáticos.

Departamentos de las regiones andina, caribe y pacífica serían las zonas más afectadas. El Director del Ideam aseguró que el sur del país se comporta muy diferente al centro y norte, es por eso que cuando se seca el centro por efecto del niño, en el sur hay inundaciones, lo que afectará mayoritariamente las cosechas de esta zona, especialmente de arroz, café y el ganado. 

Advirtió que si las bocatomas de los acueductos no están ubicadas en puntos estratégicos, no están adaptadas de la mejor forma, y no se operan los embalses de acuerdo a lo estipulado los efectos del fenómeno del niño seán aún más devastadores. 

Resaltó que Colombia no es solo rico en biodiversidad, sino también en  recursos hídricos, recursos naturales, en condiciones solares y encondiciones de viento. Estos elementos deben ser usados para generar un desarrollo económico en el país. “Lo que se trata es de ser eficientes con la inversión de los recursos económicos en Colombia. Estos eventos se repetirán en el futuro.Viviremos condiciones muy secas y muy lluviosas", dijo Lozano.

Por otro lado, el director del Sistema Nacional para la prevención y atención de desastres, Carlos Iván Márquez, aseguró que los vendavales del fenómeno de la niña han afectado a más de 200 municipios colombianos en zonas del eje cafetero, santanderes y Putumayo.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?