| 3/19/2014 3:30:00 PM

Farc secuestran trabajadores petroleros

Guerrilleros de las Farc secuestraron el miércoles a cinco trabajadores petroleros en el sureste de Colombia, informó el Ejército.

El secuestro de los empleados, de nacionalidad colombiana y al servicio de una empresa contratista de Petrominerales, unidad de Pacific Rubiales, dejó en evidencia los riesgos que la industria petrolera enfrenta en el país por el conflicto interno armado.

La firma realiza actividades de sísmica en la zona y, de acuerdo con fuentes de seguridad, ha recibido presiones de la guerrilla para pagar una millonaria extorsión.

El Ejercito atribuyó el secuestro, que se produjo en una zona rural del municipio de Vista Hermosa, en el departamento del Meta, a rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que interceptaron dos vehículos en los que se desplazaban los operarios.

Las camionetas todo terreno fueron abandonadas posteriormente por los guerrilleros, que se internaron con los rehenes hacia una zona selvática, precisó a Reuters un oficial del Ejército.

El grupo rebelde no reivindicó la acción, pero entre las Fuerzas Militares se interpretó como una nueva violación de la promesa que hizo la guerrilla en el 2012 de suspender los secuestros con fines de extorsión.
Las FARC, consideradas como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, aún tienen capacidad para realizar ataques, pese a que han sido debilitabas por más de una década de ofensiva militar en la que han muerto importantes comandantes. Además, miles de combatientes han desertado.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos mantiene desde finales del 2012 una negociación de paz en Cuba con el grupo rebelde para poner fin a un conflicto interno de 50 años que de dejado más de 200.000 muertos.

Pero el mandatario ha descartado firmar un acuerdo bilateral de cese el fuego con la guerrilla y advirtió que eso sólo ocurrirá si la negociación tiene éxito y se llega a un acuerdo para poner fin al conflicto.

Durante el 2013 las FARC intensificaron sus ataques contra el sector petrolero, activando bombas contra los principales oleoductos del país como el Caño Limón-Coveñas y el Transandino.

Colombia, el cuarto productor latinoamericano de crudo, registra una producción diaria de alrededor de un millón de barriles. En tanto, las actividades de exploración y bombeo se han incrementando impulsadas por una millonaria inversión extranjera.

Reuters/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?