| 7/17/2013 10:01:00 AM

Se va Fabio Tobón Londoño

Aquel hombre que se desempeñó por 20 años como director del Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec), y considerado como el padre de la calidad en el país, murió en la madrugada de este martes 16 de julio, a sus 69 años.

Se graduó como ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional de Colombia y tenía un master en Ingeniería Agrícola y Administración de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos. Fue asesor del International Development Research Centre (IDRC) de Canadá, del Instituto Nacional de Normalización de Chile (INN) y del Organismo de Normalización de Panamá.

Se desempeñó como profesor universitario y decano de la facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Colombia. También fue director de Recursos Físicos y Centros Experimentales del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), gerente de Mercadeo y Ventas División Caterpillar de la General Electric de Colombia y socio y gerente del departamento de Minería y Construcción de Imocom.

Tobón Londoño fue el encargado de liderar el proceso para que el Icontec fuera reconocido como un normalizador de referencia internacional. “Fue quien puso a Colombia en el mapa de la calidad a nivel mundial, pensando siempre en prestar un servicio eficaz al sector industrial para abrirle más puertas en todos los mercados, y logró internacionalizar la entidad que dirigió durante casi 20 años con la apertura de oficinas en 20 países”, sostuvo el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados.

Tras retirarse del Icontec, se dedicó a una consultoría especial con el organismo y a labores particulares en este mismo campo.

En su memoria se ofrecerá una celebración eucarística el jueves 18 de julio, en la iglesia de la Inmaculada Concepción de Bogotá, a las 4:00 p.m.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?