| 12/7/2010 7:00:00 AM

Se requieren más de $2 billones para atender emergencias

Hasta la fecha las estimaciones indican que las lluvias podrían causar retrasos en el 40% de la ejecución de las obras de todo el país. Gobierno podría destinar el 2% de la venta adicional de Ecopetrol para esta emergencia.

A pesar de que se han hecho, solo algunos cálculos de lo que le costaría al país esta situación, se estima que las afectaciones en materia económica y social no tienen antecedentes. Desde ya se está planeando como ejecutar los recursos disponibles para la reconstrucción de casas, vías, escuelas, la entrega de la ayuda humanitaria, la recuperación de cultivos, la restauración de los diques, entre otros.

El equipo de Gobierno está en la búsqueda de los mecanismos jurídicos, ya sea por la vía de los estados de excepción, que permitan mitigar la situación y disponer de más dinero del presupuesto nacional para acelerar las ejecuciones, en el corto plazo.

Hasta la fecha se han destinado más de $500.000 millones para soportar las emergencias, sin embargo el Ministerio de Hacienda dejó claro que hasta la fecha no han sido suficientes. Incluso se considera que el monto que se requiere podría superar los $2 billones.

Los efectos para el bolsillo de las personas serán inmediatos en los precios de los alimentos. Sólo en noviembre éstos aumentaron 0.25%. “La inflación mensual por lluvias subió en noviembre pero menos de lo esperado por el mercado. Los precios internacionales también aumentaron en el mes”, señaló la firma Serfinco en un informe reciente.

Y se espera que para el segundo semestre del 2011 los precios de algunos productos de la canasta familiar sean aún mayores. Incluso se habla de la posibilidad de tener que importar más alimentos de los normales para satisfacer la demanda, debido a que los cultivos están anegados y las tierras tardan más de cuatro meses en recuperar su condición fértil. Hasta la fecha se sabe que son más de 140.000 hectáreas agrícolas las que están inhabilitadas por el invierno.

Los precios que más han crecido han sido los de la arveja verde, la habichuela, el fríjol verde en vaina, la cebolla junca, la zanahoria, la coliflor, la espinaca y la acelga.

En este grupo, el invierno está afectando en dos sentidos: por una parte las inundaciones en los cultivos impiden la recolección como es el caso de la zanahoria, y por otro lado, las lluvias provocan que los productos lleguen húmedos, disminuyendo su vida útil, como por ejemplo la arveja y el fríjol verde en vaina.

“Ya vimos un leve efecto el mes pasado, pero cuando las cosechas del siguiente año no den resultados, vamos a ver un fenómeno de desabastecimiento respecto a lo cual el país debe buscar una fuente alternativa para satisfacer la demanda interna y el mecanismo sería la importación de alimentos, lo que podría darse entre marzo y junio del 2011”, explicó a Dinero.com, José Manuel Restrepo, Rector del Cesa.

Desde la semana pasada los productores de café del país advirtieron que sus metas y por ende compromisos con clientes internacionales podrían verse afectadas por esta situación.

De acuerdo con Fedegan son 40.000 las reses que se han ahogado por las precipitaciones. En las centrales mayoristas del país se ha visto repuntes importantes en los huevos y de los principales cortes de pollo (pechugas, los muslos sin rabadilla y las piernas perniles) debido a que el invierno provoca enfermedades reduciendo la velocidad de engorde de las aves.

El propio ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry dejó abierta la puerta para que  de la venta del 10% adicional de Ecopetrol, se destine el 2%, el equivalente a $3,2 billones (a precios de hoy), para este tipo de emergencias. Sin embargo esta medida no tiene muchos adeptos, pues hasta la fecha dicha operación no está aprobada y su trámite es largo y complejo.“Aquí no tenemos autorizada la venta, es positivo entender que tenemos que reaccionar con nuestros propios activos para atender esta situación tan delicada, pero el país tiene que hacer una reflexión porque no es una solución estructural a un problema de esta magnitud”, dijo Restrepo.

El Ministerio de Transporte anunció la creación de una Sala de Crisis que operará los siete días a la semana, las 24 horas del día, donde estarán funcionarios del Ministerio de Transporte, la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, el Instituto Nacional de Vías y el Instituto Nacional de Concesiones, con información en tiempo real sobre el estado de las carreteras, los cambios que presenten, se efectuarán seguimientos a las acciones que se adelantan para mitigar los efectos de la fuerte ola invernal, así como el comportamiento de las soluciones que se han emprendido en todas las áreas.

Esta Sala de Crisis operará en el Centro de Información Estratégica Vial de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional.

Por su parte la Cámara Colombiana de la Infraestructura señaló que el país necesitará inversiones superiores a los $500 millones para hacer las reparaciones respectivas de las vías que están afectadas y en algunos casos hacer trabajos especiales para evitar futuros derrumbes.

De hecho los bloqueos y derrumbes en  las vías han hecho que los traslados de los puertos de las mercancías para importar y exportar se estén tardando  hasta tres y cuatro días más de lo normal. 


Las lluvias mantienen en nivel de máxima alerta a casi todos los sectores de la economía. Los constructores ya han lanzado una señal de alarma. Andrés Arango, gerente de la constructora Ospinas le comentó a Dinero.com que “en lo que son excavaciones, remociones de tierra se afecta el rendimiento en un 40%, en edificación plena, mampostería, losas, estructura el rendimiento no caen más de un 12 o 15%, sin duda el perjuicio de este invierno para el sector de la construcción es monumental”.

A pesar de que este es el año de la recuperación económica y las cifras de consumo así lo han demostrado hasta el momento, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero aseguró que los comerciantes están a la expectativa, pues las lluvias juegan un papel importante en la decisión de compra, y los reportes señalan que las compras, así sea temporada navideña podrían bajar un 10%.

Los expertos dicen que el actual invierno es el más fuerte de las últimas cuatro décadas, razón que llevo al presidente Juan Manuel Santos a crear la campaña Colombia Humanitaria que convocó a la comunidad internacional, el sector empresarial y a todos los ciudadanos para que hagan donaciones en especie o en dinero para atender las necesidades de los damnificados. Hasta la fecha las donaciones suman $924,411 millones. Esto sin contar las colaboraciones en especie que han hecho varias empresas y gobiernos vecinos.

Por vía de apalancamiento externo está previsto un crédito del Banco Mundial. El Banco Interamericano de Desarrollo ya donó $200.000 para emergencias en casos de desastres naturales y quedó a disposición de las autoridades para ofrecer recursos adicionales hasta por US$120 millones.

Por su parte Bancolombia anunció que ofrecerá una línea de crédito exclusiva por un monto de $100.000 millones para clientes actuales en todo el territorio nacional, en los segmentos Personal, Emprendedor, Constructor, Pyme y Empresarial, con beneficios especiales en plazos, tasas de interés y períodos de gracia.

Los plazos de los nuevos créditos se ampliarán hasta por 5 años. Para el caso del segmento emprendedor, la ampliación de los créditos será hasta por 12 meses.

Estos nuevos créditos tendrán una tasa preferencial de 50 puntos básicos por debajo de la tasa oficial que aplica para el segmento en el momento de la toma del crédito.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?