| 7/15/2013 4:48:00 PM

Se inventaron regalías para lavar activos

Así lo denunció la Contraloría que asegura que en 2011 hubo liquidación fraudulenta de regalías por oro en el Alto Baudó. No existen títulos mineros, ni comercialización de oro pero reciben recursos por regalías.

El organismo de control denunció un presunto lavado de activos por más de $13 mil millones, que se habría realizado a través de la liquidación irregular de regalías a 12 presuntas comercializadoras mineras en el Alto Baudó, Chocó.

De acuerdo con la entidad, las regalías ‘ficticias’ fueron giradas en el 2011 e inmediatamente embargadas por juzgados de la misma localidad, en una actuación sospechosa.

Se puso en evidencia, que el municipio del Alto Baudó no tiene vocación minera por lo que no debía recibir liquidación de regalías por explotación de minerales, lo que para la Contraloría se convierte en una operación ilícita en la que participarían 12 empresas fundidoras que no tienen domicilio en el departamento ni en el municipio y tampoco una actividad ligada a la comercialización o explotación de oro.

Se encontró además que en la Agencia Nacional Minera no existe ningún título minero en ese municipio que pueda garantizar alguna liquidación de regalías.

La Contraloría dará apertura a una indagación preliminar que permita determinar los presuntos responsables en este proceso, con el que se pretende recuperar también $1.100 millones que la Dian ha devuelto a una de estas empresas, por reliquidación de impuesto de renta.

Así mismo la entidad efectuará planes de seguimiento a cada una de las entidades involucradas entre las que se encuentran, Supersociedades, Ingeominas y Dirección Nacional de Estupefacientes con el fin de garantizar la mejora de las actuaciones administrativas que facilitan la ocurrencia de estas irregularidades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?