| 9/24/2009 12:00:00 AM

Se ha creado "clima de confianza" con Colombia

El canciller ecuatoriano Fander Falconí inició un diálogo formal con su homólogo colombiano Jaime Bermúdez y continuará las reuniones durante la estancia de ambos en Nueva York con motivo de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El canciller ecuatoriano Fander Falconí dijo que se ha creado "un clima de confianza positivo" con Colombia y que a partir de ahora se realizarán todas las reuniones necesarias para avanzar el diálogo con su vecino sudamericano después de meses sin relaciones diplomáticas.

"Estamos iniciando un proceso que ayer arrancó el martes, yo diría de forma positiva. Se creó un clima de confianza positivo entre los dos países que nos permite indicar que podemos seguir avanzando en estos días hasta ir construyendo tanto los contenidos como los aspectos operativos de este diálogo", dijo Falconí.

Colombia y Ecuador congelaron sus relaciones diplomáticas en marzo del 2008 cuando el ejército colombiano atacó un campamento militar de las Farc en territorio ecuatoriano.

El canciller habló con prudencia y no quiso especificar qué temas negociaron ambos cancilleres.

"Nosotros hemos señalado que estamos en un proceso de diálogo. Eso significa que estamos abordando las temáticas que competen a las problemáticas bilaterales, bajo un claro contexto: el Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia", dijo el canciller.

Falconí y su colega Bermúdez se reunieron durante cuatro horas el martes por la noche en la Americas Society de Manhattan.

En la reunión participaron Miguel Carvajal, ministro coordinador de seguridad interna y externa de Ecuador y Marco Albuja, asesor jurídico del canciller ecuatoriano. Sorprendió, además, la presencia de Julio Londoño Paredes, embajador colombiano en Cuba.

(Dinero/AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?