| 1/2/2013 1:00:00 PM

Se fue diciembre con su alegría y llegó enero con las alzas

El Ministerio de Transporte incrementó las multas por infracciones a las normas de tránsito desde el primero de enero.

Como consecuencia del aumento del salario mínimo diario en 4.02%, todas las multas por infracciones a las normas de tránsito se actualizaron desde el primero de enero.

El incremento del salario mínimo diario legal vigente para el 2013 es de $19.650

Las infracciones de peatones son las más bajas con $19.700 y las infracciones de los conductores de vehículos de tracción animal con $78.600.

No portar licencia de conducción y remolcar otro vehículo sin el correspondiente permiso tiene multas por $157.200, mientras que fumar cuando se conduce genera una sanción $196.500.

No utilizar cinturón de seguridad, exceder los límites de velocidad y no realizar revisión técnico-mecánica en el plazo o aun cuando se haya realizado y el vehículo no se encuentra en adecuadas condiciones, entre otras infracciones, se sancionan con $294.800.

Conducir sin portar el seguro obligatorio con $589.500 y además, el vehículo será inmovilizado.

La infracción con la sanción más alta es la de conducir en estado de embriaguez o bajo los efectos de sustancias alucinógenas que se multa con $884.300. Y si se trata de un conductor de vehículo de servicio público se duplica, es decir que la multa sube a $1.768.500.

El Ministerio de Transporte advierte que en ninguno de los casos se puede reducir el valor por pronto pago o por la asistencia a curso pedagógico.

    Multa en SMDLV     Valor de la multa
1 $ 19.700
8 $ 157.200
10 $ 196.500
15 $ 294.800
30 $ 589.500
45 $ 884.300
90 $ 1.768.500

 


                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?