| 4/9/2011 10:00:00 AM

Santos se reúne con Chávez en Cartagena

El presidente Juan Manuel Santos y su colega venezolano Hugo Chávez se reunirán el sábado en el puerto caribeño de Cartagena. El mandatario colombiano reveló que entre los temas que tratarán se destacan comercio, seguridad, salud y desarrollo fronterizo, entre otros.

El Presidente Juan Manuel Santos afirmó que espera que la reunión con su homólogo de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, sea “fructífera y un paso importante en ir creando confianza y consolidando nuestra relación”.

 

Los mandatarios tenían previsto reunirse el 1 de abril, pero el encuentro fue postergado debido a fallas en el avión presidencial venezolano.

Es el tercer encuentro entre Santos y Chávez desde que restablecieron relaciones diplomáticas en agosto de 2010, durante el gobierno del presidente colombiano Alvaro Uribe (2002-2010)

La agenda oficial incluye la discusión de un proyecto de acuerdo de "complementación económica", que debe estar listo el 21 de abril, cuando vencen las obligaciones comerciales de Venezuela dentro de la Comunidad Andina de Naciones, de la que Caracas se retiró en 2006.

Las exportaciones colombianas a Venezuela cayeron de unos 6.000 millones de dólares en el 2008 a unos 1.500 millones de dólares el año pasado por las tensiones políticas.

Adicionalmente, Santos y Chávez tratarán el tema del presunto narcotraficante venezolano Walid Makled, capturado en Colombia en agosto de 2010 y que ha sido pedido en extradición por Venezuela por cargos de homicidio y Estados Unidos también lo requiere por delitos relacionados al tráfico de drogas.

Santos ha dicho que comprometió su palabra con Chávez de que Makled será enviado a Venezuela y no a Estados Unidos.

El supuesto narcotraficantre dice tener pruebas de los nexos de altos funcionarios del gobierno chavista con la mafia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?