| 5/30/2010 7:00:00 AM

Santos , ¿el sucesor del uribismo?

Muchos consideran que Juan Manuel Santos lleva casi toda su vida preparándose para ser presidente.

El ahora aspirante a la presidencia cuenta con una reveladora tradición familiar: su tío abuelo, Eduardo Santos, fue presidente de Colombia entre 1938 y 1942 y durante unos 60 años fue el propietario del diario El Tiempo, el más importante y de mayor circulación del país; su abuelo, Enrique Santos "Calibán", es considerado como uno de los periodistas más influyentes del siglo XX; su padre, Enrique Santos Castillo, como editor general, condujo durante medio siglo la parte informativa de El Tiempo, y su primo doble, Francisco Santos, es el actual vicepresidente de Colombia.

"Yo no elegí la cuna en que nací, pero sí donde trabajar y servir", le dijo Santos a Semana, una revista bogotana que es dirigida por su sobrino Alejandro Santos.

Casado y padre de tres hijos, Santos se somete este domingo por primera vez a las urnas. Aunque ha desempeñado importantes cargos desde ministro de Defensa hasta de Hacienda, nunca ha ocupado un puesto de elección popular.

En una reciente entrevista con The Associated Press dijo que no había participado en elecciones "porque yo siempre he sido más un servidor público que un político... Nunca me había interesado hacerme elegir".

Cadete de la Escuela Naval, economista de la Universidad de Kansas y con posgrados también en economía en la Universidad de Harvard, Santos incursionó en la vida pública a los 24 años como representante de Colombia ante la Organización Mundial del Café, con sede en Londres.

En 1984 regresó al periodismo como subdirector del diario El Tiempo, el periódico de su familia. Paralelo al cargo en el diario, Santos empezó a abrirse paso en la política.

En 1991, en el gobierno de César Gaviria (1990-1994), fundó el Ministerio de Comercio Exterior.

En 1993 fue "Designado a la Presidencia", una figura de la anterior Constitución que equivale a lo que hoy es ser vicepresidente de la República.

Posteriormente vino el gobierno del liberal Ernesto Samper (1994-1998) y Santos se colocó a la cabeza de la oposición de un mandato cuestionado desde sus inicios por el probado ingreso de dineros de la mafia a la campaña electoral del entonces candidato Samper.

Luego vino el gobierno del conservador Andrés Pastrana (1998-2002) y durante dos años fue su ministro de Hacienda.

Después vendrían sus días de gloria con el actual presidente Alvaro Uribe.

En el primer bienio de Uribe (2002-2004), Santos estuvo mirando los toros desde la barrera. Pero posteriormente se unió a la ola "uribista" y estuvo al lado del jefe de estado en su camino para una primera reelección presidencial, que se dio en mayo de 2006.

Entonces Uribe designó a Santos como ministerio de Defensa.

Durante los casi tres años que estuvo al frente de esa cartera, Santos consiguió golpes memorables contra las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC): la "Operación Fénix", el 1 de marzo de 2008, en la que, tras un bombardeo en territorio de Ecuador, en una zona cercana a la frontera, resultó abatido el rebelde Raúl Reyes; y la "Operación Jaque", el 2 de julio de ese mismo año, en la que el ejército consiguió rescatar a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y a 14 personas secuestradas por esa guerrilla.

En mayo de 2009 Santos dimitió al ministerio de Defensa para preparar su campaña a la presidencia en 2010 como candidato del oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U). En la campaña sus adversarios y medios de prensa han destacado, sin embargo, los graves casos de violaciones a los derechos humanos que estallaron en su gestión como el de ejecuciones extrajudiciales de civiles que más tarde eran presentados como guerrilleros y criminales abatidos en combates.

Santos ha dicho que esas ejecuciones también ocurrieron en años pasados y que fue él quien les puso fin al acordarse la destitución de al menos 27 militares en octubre del 2008, entre ellos tres generales del ejército.

Hoy, al lado del aspirante del Partido Verde, el independiente Antanas Mockus, Santos es gran favorito para suceder el 7 de agosto al presidente Alvaro Uribe. 

 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?