| 10/16/2013 5:42:00 AM

Salarios, ¿una paradoja?

Tras la polémica desatada por la prima especial de servicios, otorgada por el Gobierno al Congreso, en la cabeza de muchos colombianos quedó rondando el tema de los salarios a funcionarios públicos.

Por ley, un congresista colombiano gana $19.037.000 con los descuentos legales, y algunos de ellos no tienen título profesional porque no es exigencia, excepto para los senadores. Mientras que un ministro, que tiene preparación académica, tiene un ingreso de $13.428.529, unos 5.608.471 menos.

Esto se explica en el artículo 20 del decreto 1029 de 2013, que establece que la remuneración anual que perciban los empleados públicos de los Ministerios, Departamentos Administrativos, Superintendencias y Unidades Administrativas Especiales, no podrá ser superior a la remuneración anual de los miembros del Congreso de la República.

Y es de ahí que se deriva la polémica generada luego del fallo del Consejo de Estado que eliminaba para los congresistas la prima de localización y salud, pero que días después el Gobierno recompensó con la llamada prima especial de servicios.

¿Por qué lo hizo? El Gobierno argumentaba que la decisión del alto tribunal afectaba los ingresos de 1.900 funcionarios públicos, entre ellos el de los mismos ministros, que por la nombrada norma no pueden ganar más que los congresistas, con excepción del Presidente de la República y los embajadores.

Pero para un colombiano que recibe un salario mínimo de $589.500, esto se tornó en una decisión indignante y no es para menos, pues en el país el 5,7% de los ocupados recibe ese ingreso, es decir 1.166.565 trabajadores. Y aún más desalentador es que el 85,7% de ocupados reciben dos salarios mínimos o menos, o sea 17.005.747 personas.

Así ganan los ministros

Un ministro tiene un sueldo de $13.428.529, distribuidos así:

- Asignación Básica: $3.674.047
- Gastos de Representación: $6.531.636
- Prima de Dirección: $3.222.846

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?