| 9/3/2014 8:00:00 AM

Calidad y más recursos, frentes clave de Mineducación

El reto más grande del Gobierno en materia educativa es lograr que Colombia sea la nación más educada de América Latina en 2025. ¿Cómo lo logrará? Dinero.com habló con la nueva Ministra de Educación, Gina Parody, sobre los planes para alcanzar este objetivo.

Después de que el país se rajó nuevamente en la Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa) Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la ex directora del Sena llega a la cartera de Educación para trazar el camino que llevará a Colombia a ubicarse en el primer puesto entre los países de Latinoamérica.

“Para lograr la nación más educada de América latina en el 2025 necesitamos mejorar en varios indicadores y superar a países como Chile, Argentina, Brasil y Costa Rica que en varios indicadores, como el más conocido, las pruebas Pisa, están por encima de nosotros, que solo superamos a Perú.

Hay otros indicadores que son importantes como la inversión per cápita y cuántos niños llegan a noveno grado en Colombia, que en porcentaje es del 66% en el país y por ejemplo, el Chile es del 99%”, cuenta la Ministra recientemente posesionada Gina Parody.

En lo que se refiere a recursos, para el 2015 el presupuesto general de la nación aprobó $28,4 billones lo que significa una adición de $1,5 billones y que el dinero destinado para educación supere al de defensa. Sin embargo, afirma Parody, que este es un presupuesto grande e importante, que le permite a país seguir como está, pero no llegar al 2025 como el país más educado de la región.

“Estamos en un diálogo permanente con el Ministerio de Hacienda y con el Presidente de la República porque para educación nosotros necesitamos más recursos para cumplir la meta y la inflexibilidad del presupuesto actual no nos permite dar ese salto”, asegura la Ministra.

Para continuar con los planes que se han venido trabajando y además, alcanzar la meta a 2015, la cartera ha definido cinco líneas estratégicas de acción: la excelencia docente, la jornada única, Colombia bilingüe, Colombia libre de analfabetismo y; la quinta y última, la educación superior en donde se tienen tres grandes retos: acceso, calidad y pertinencia. “Tenemos esta línea estratégica que debemos implementarla a través de voluntad política y de recursos”, indica.

Precisamente, la educación superior es uno de los mayores desafíos del Ministerio y de acuerdo con Parody sus dos limitaciones son la calidad de la básica y de la media y los recursos. “Hay muchos jóvenes que no pueden entrar a una buena universidad porque las competencias en primaria y en bachillerato que les enseñaron simplemente no fueron las suficientes. En la medida en que impactemos la calidad de básica y media, rompemos una barrera de acceso; y la segunda limitación, son los recursos y por eso, la propuesta del Presidente de dar en los próximos 4 años 400 mil becas.
No puede ser una limitación para un joven que es bueno y es pilo no tener plata para estudiar”, afirma Parody.

La atención en algunas regiones colombianas que presentan una situación crítica en educación, debido a la pobreza, también es prioritaria. “La mayor desigualdad educación, aunque hemos cerrado esa brecha 7 puntos en este gobierno, es entre lo urbano y lo rural, entonces el gran esfuerzo que nosotros tenemos es lograr cerrar ambas brechas. Los indicadores en Colombia son heterogéneos, pero se han identificado sitios de intervención casi que inmediata en las Costas, tanto la pacífica como la Atlántica, puntualiza la Ministra.

Otro de los temas clave y que, según Parody, es un punto de partida para garantizar la calidad en la educación es contar con docentes calificados. La discusión en la mesa se centra en los salarios de los profesores y en el sistema que los evalúa.

Al respecto, la Ministra señala en que está de acuerdo con que hay que mejorar los sueldos y que parte de los recursos que reciba la cartera serán para incentivar a los maestros. “Cuando hablando de más recursos ahí necesariamente entran los maestros. Tú no puedes pensar en excelencia docente, sino tienes unos mecanismos para incentivarlos y entre mejores maestros, mejores estudiantes”, asegura Parody.

En cuanto a la evaluación, afirma que actualmente están en una mesa de negociación de la evaluación para ver cuál es la que realmente les va a permitir ser mejores docentes y tener planes de mejoramiento. “Nosotros no podemos ver a la evaluación como una sanción, sino como una manera de saber dónde estoy y cómo hago para mejorar”, recalca.

Además de calidad y recursos, llegar a ser la nación más educada de América Latina tomará 10 años y los resultados se verán en el largo plazo. “Estamos sentamos unas bases muy fuertes porque la meta está muy cerca. Ya comenzamos a gestar el cambio y a generar una consciencia en la importancia de que los profesionales que enseñan deben ser excelentes y tenerlos en el salón de clases es algo que tiene que pasar ya”, concluye Parody.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?