| 12/10/2013 12:00:00 PM

Camioneros piden vía más libre en Bogotá

Transportadores piden implementar medidas de restricción por fases para que el impacto económico no sea tan traumático.

Los transportadores de carga por carretera le pidieron al Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro considerar la opción de implementar medidas de movilidad para este modo de transporte, pero de manera gradual y no concurrente para no afectar a un sector dinámico y de grandes aportes al desarrollo.

El Vicepresidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar), Juan Carlos Rodríguez Muñoz comentó que   al evaluar el crecimiento de la ciudad, de su economía y la dificultad visible de movilidad, hay aspectos ajenos al sector que invitan a la plática y la concertación.

Según los empresarios, en la capital se registran unos limitados y precarios recursos para infraestructura física idónea. Sostienen que la situación amerita una revisión a varios componentes del transporte como las mismas realidades operativas de cada integrante de la cadena, las particularidades del transporte por tipo de carga, las configuraciones vehiculares y modalidades de la prestación del servicio entre otros.

El gremio precisa que los estudios adelantados señalan que la mayoría de los inconvenientes del transporte de carga no están puntualmente asociados con la circulación de los camiones sino con el cargue y descargue de mercancías al adolecerse de zonas especiales para esta actividad.

Para Colfecar trasladar esos menesteres al horario nocturno no contribuye con una solución efectiva y por el contrario estima que el problema  se puede ahondar al implementar el decreto 520.

En una carta enviada Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro los empresarios del transporte de carga le proponen respetuosamente al Burgomaestre no aplicar la medida dispuesta en el decreto 520/13 y cambio de ello le piden que proceda con la implementación por fases de manera tal que permita monitorear los impactos, de igual manera sugieren hacer un uso eficiente de la infraestructura así como de la mejora en la competitividad que demanda la ciudad-Región. Para todo lo anterior Colfecar reiteró su compromiso y su voluntad de participación en un tema de interés nacional.

Dentro de los aspectos a tener en cuenta por parte de Alcaldía y transportadores está la participación de Bogotá en el PIB de industria y comercio que suma 24.4 por ciento, es decir la cuarta parte de la producción total de bienes y servicios.

“Esta realidad económica marca necesariamente la movilidad, teniendo en cuenta que según proyección reciente, el crecimiento del PIB de Bogotá durante el lapso 2010-2020 será alrededor del 3.67 por ciento lo que exige suplir de manera inmediata necesidades de infraestructura logística para mejorar el funcionamiento de los sectores generadores de carga en zonas estratégicas de la ciudad tales como las Granjas de Techo, Montevideo, las cercanías del Aeropuerto El Dorado, la Zona Franca y la calle 80. De igual forma las principales conexiones de Bogotá con el resto del país y naciones vecinas como la Autopista del Norte, la Avenida Boyacá que conectan con la Autopista al llano, la salida suroccidental en Soacha que conecta con el sur del país y con Ecuador y por el occidente vías como las calles 13 y 80 que permiten el paso al Eje Cafetero y Medellín”, comentó Juan Carlos Rodríguez Muñoz.

Análisis de impacto

En el marco general del transporte de carga en la ciudad de Bogotá, el estudio de la firma Steer Davies Gleave señala que para el año 2010 en las entradas y salidas a Bogotá circulaban aproximadamente 39 mil vehículos de carga durante un día hábil. De los cuales aproximadamente 20 mil vehículos entran a la ciudad y 19 mil vehículos salen de esta.

Los principales corredores de entrada y salida de vehículos de carga son la calle 13, la autopista norte y la calle 80, seguidos a estos corredores se encuentran la autopista sur y la carretera a Villavicencio con una considerable participación conformando en conjunto estos cinco corredores el 96 por ciento del tráfico por el cordón externo de la ciudad.

En opinión de Colfecar el hecho de restringir cinco horas diarias para el desplazamiento de los vehículos con designación tres ejes en adelante y permitir el traslado únicamente por la calle 13 como acceso, significa coartar en 42 por ciento la jornada hábil de operación del parque automotor e impactar los accesos de los principales corredores de la ciudad donde diariamente circula el 63 por ciento de los vehículos de carga que entran y salen de la ciudad.

“A través del estudio mencionado y encuestas realizadas a empresas afiliadas, Colfecar quiso analizar los impactos de la medida para el sector, con la proyección de los datos obtenidos de dichas fuentes bajo algunos supuestos utilizados. En ello se encontró que la restricción por 5 horas (6:00-8:30 y 17:00-19:30) para vehículos de tres ejes en adelante en los accesos y salidas a la ciudad, priva la circulación por la calle 80, autopista norte, autopista sur y avenida a Villavicencio de aproximadamente 1.579 vehículos de estas tipologías discriminados de la siguiente forma: 471 vehículos por la autopista norte, 445 vehículos por la calle 80, 383 vehículos por la autopista sur y 280 vehículos por la carretera a Villavicencio”, explicó Rodríguez Muñoz.

El cálculo y proyección que realiza el gremio de transportadores se basa en la información registrada por el estudio Steer Davies Gleave del año 2010 y la averiguación hecha con diferentes empresas transportadoras de carga que tienen operaciones en la ciudad de Bogotá.

Estos resultados indican además, que aproximadamente se dejan de movilizar más de 37 mil toneladas en esas cinco horas por día y más de 3  mil personas entre conductores y auxiliares dejarán de laborar en este lapso.

Esta misiva fue enviada con copia a los gobiernos nacional y departamental para buscar salidas concertadas y buscando una sinergia que permita viabilizar el ejercicio del transporte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?