| 11/11/2015 12:05:00 AM

“La restitución no es un enfrentamiento con el sector privado” Ricardo Sabogal

En el marco del taller de “Restitución de tierras, una mirada a los derechos de las víctimas y al sector privado” el director de la Unidad de Restitución de Tierras realizó algunas claridades con el fin de dar un parte de tranquilidad al sector privado que se ha sentido afectado con el proceso de restitución.

En el taller, organizado por Foros Semana, la agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), la Unidad de Restitución de Tierras y el ministerio de Agricultura, se aclaró el trato que se le dará a los empresarios que tienen sus inversiones en el campo colombiano y por qué dicho sector puede sentirse tranquilo con el proceso de restitución de tierras que se adelanta en el país.

“La restitución no es un enfrentamiento con el sector privado” aseguró Ricardo Sabogal, director de la Unidad Nacional de Restitución de Tierras, quien añadió además que la institución a su cargo busca lograr convenios con los empresarios para que el proceso de restitución sea un trabajo conjunto en el que tanto la sociedad civil como los empresarios se vean beneficiados.

Sabogal cuenta que “cuando se empezó a redactar la ley de restitución de tierras la discusión empezó a darse con organizaciones civiles y partidos políticos que resaltaron la necesidad de reparar a las víctimas. Para entonces, el sector privado no se movió” sin embargo, cuando la implementación empezó a tocarlos hubo sectores que se sintieron “amenazados”, por lo que es oportuno acercar el sector a este proceso.  

El sector minero energético y la agroindustria han sido dos de los sectores que han debido involucrarse en el proceso pues, como explica Sabogal, muchos de ellos accedieron a la tierra de manera legítima sin saber que esta había sido arrebatada ilegalmente por lo que el funcionario aclara que “no se tratará al empresariado como un despojador”.

Una de las grandes discusiones se ha enfocado en el uso que le puedan dar los beneficiarios de la restitución a la tierra, pues es sabido que para iniciar un cultivo es necesaria una inversión, momento en el que podrían intervenir los empresarios. “El empresario tiene conocimiento y capital, el campesino tiene fuerza de trabajo y conocimiento de la zona. La pregunta es cómo podemos lograr una sinergia para que puedan trabajar de la mano” afirma Sabogal.

La claridad se hace oportuna ante un grupo que ha expresado su preocupación frente al futuro posconflicto al que podrían llevar los diálogos de paz que adelanta el Gobierno Nacional con la guerrilla de las Farc. El Consejo Gremial, por ejemplo, expresó su preocupación frente al modelo de desarrollo rural que se propone en La Habana, y bajo el cuál, según la agremiación, no se puede poner en riesgo la propiedad privada ni el modelo empresarial del campo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?