| 6/7/2014 8:00:00 AM

Aprueban regalías para proyecto regional

Se trata de una iniciativa impulsada por Colciencias que beneficiará a nueve departamentos del país. Los recursos aprobados son de $11.000 millones.

El Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación, anunció la aprobación de recursos de regalías para el financiamiento del proyecto “Diamante Caribe y Santanderes de Colombia”.

De acuerdo con la entidad con la iniciativa se beneficiará alrededor de nueve departamentos y más de 13 millones de personas en todo el país.

El Diamante Caribe es una respuesta efectiva a los tratados de libre comercio para jugar a nivel mundial y que buscará impulsar varios sectores de la economía nacional.

Los recursos se aprobaron en el marco de una reunión entre los gobiernos Nacional, Departamental y local donde se dio vía a libre a $11.000 millones.

Los proyectos que se elaboren con esta iniciativa serán en sectores como: petroquímica, turismo, salud y transporte fluvial, terrestre y ferroviario.

El país ha priorizado y ha encontrado la importancia de este proyecto que va a generar una enorme capacidad de desarrollo, de competitividad y de innovación entre las distintas regiones y los distintos departamentos que participan”, aseguró Paula Arias, directora de Colciencias.

Los $11.000 millones provenientes de las regalías de los departamentos que integran la iniciativa, se destinarán a proyectar los estudios de la segunda y tercera fase y permitirán establecer proyectos que fortalecerán el desarrollo integral de la región.

Durante la primera fase del estudio de “Diamante Caribe y Santanderes de Colombia” se destacan proyectos como el tren de cercanías entre Barranquilla, Cartagena y Santa Marta y la iniciativa “Bahía Digital” en el sector Manga de Cartagena que abriendo oportunidades laborales y educativas a partir de la innovación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?