| 11/14/2010 2:40:00 PM

Reformas para un país más competitivo

Bajar el impuesto de renta corporativo a 20% y otras reformas profundas en impuestos, justicia, transporte y ciencia y tecnología, es lo sustancial del cuarto Informe Nacional de Competitividad.

Una batería de reformas en el sistema tributario, en la justicia y en ciencia y tecnología, propuso el Consejo Privado de Competitividad en su cuarto Informe Nacional de Competitividad lanzado esta semana en Bogotá.

La reforma más fuerte es la de impuestos. La nueva presidente del Consejo Privado de Competitividad, Rosario Córdoba, sugirió una rebaja drástica en la tarifa corporativa para el impuesto de renta al 20%, y unificar en solo tres categorías el IVA, en las que se paguen tarifas de 0%, 12% y una general del 16%. Propuso, además, apoyar la eliminación gradual del impuesto del 4 por mil a las transacciones financieras, lo mismo que reducir el umbral a partir del cual las personas naturales tributan renta y aumentar la progresividad de este impuesto. Estas recomendaciones pondrían al país más cerca de Chile, líder regional en cuanto al atractivo de su sistema impositivo.

También, en materia de costos, propuso eliminar la contribución de 20% que paga la industria sobre su consumo de energía para subsidiar el consumo de los estratos 1, 2 y 3. Con esto, el costo por kilovatio hora, que en 2008 era el más alto de los países grandes de la región, pasaría a ser menor que el de México, Chile, Brasil y Ecuador.

Además, sugirió apoyar el desarrollo del mercado de forwards y derivados para energía, con lo cual las empresas podrán cubrirse contra variaciones adversas en el precio de este insumo vital.

Transporte y logística

La ejecutiva propuso también un cambio refrescante de énfasis en los temas de transporte. Además de recordar la necesidad de fortalecer la política de concesiones de largo plazo para vías, señaló que se debería hacer un esfuerzo especial en mejorar las instituciones y la logística. Sugirió crear una Comisión de Regulación para el Transporte y la Infraestructura y una Agencia Nacional de Infraestructura y Transporte al estilo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH). El Inco y la ANH se crearon simultáneamente, pero los resultados de las dos entidades han sido sustancialmente diferentes.

"Más allá de la infraestructura, es clave que el país mejore en la logística, particularmente en la intermodalidad", dice Rosario Córdoba. En particular, esto implica construir un entorno más eficiente en asuntos como la determinación de los fletes de carga. En este sentido, propuso desmontar las tablas oficiales de fletes, un elemento que los transportadores y los generadores de carga incumplen y distrae recursos en su control.

Ciencia y tecnología

En cuanto a ciencia, tecnología e innovación, uno de los aspectos en los que el país aparece más rezagado en las clasificaciones de competitividad internacionales, la presidente del Consejo propuso establecer oficinas de transferencia de tecnología para "asesorar a la academia en identificación de oportunidades de investigación aplicada con fines comerciales y fomentar la transferencia de conocimiento universidad-empresa".

También un régimen especial de inmigración para investigadores, técnicos y gerentes extranjeros. En especial, establecer nuevos tipos de visas. En otros países americanos hay visas de directivos, trabajadores estacionales o de servicios técnicos, que facilitan la contratación de funcionarios internacionales.

En Colombia se debería establecer, por ejemplo, una visa de directivos como las que se otorgan en Perú. Con ella se les permitiría a los ejecutivos extranjeros trabajar durante el primer año, solamente acreditando su experiencia, sin necesidad de convalidar sus títulos profesionales, como ocurre hoy.

Señaló además que las universidades deberían incentivar más la radicación de patentes entre sus investigadores, que la publicación de artículos en revistas. Sería una forma interesante de promover la investigación aplicable a procesos productivos.

En materia de financiación, invitó a los inversionistas privados y públicos a vincularse a proyectos de innovación técnica. En 2008, Colombia gastaba solo 0,2% del PIB en investigación y desarrollo, mientras Chile gastaba 0,7% y Brasil 1,1%

Propuso, finalmente, incrementar la cantidad de recursos disponibles para la masificación en el acceso a las TIC.

Propuestas para la justicia

La lista de recomendaciones del Informe Nacional de Competitividad contiene otros elementos osados e interesantes, como el de promover una reforma a la justicia, que equivocadamente se podría tener como un tema desligado de la productividad empresarial.

En ese aspecto, Rosario Córdoba propuso crear un Régimen de Precedentes Judiciales vinculantes, que es una colección de jurisprudencia reunido y aprobado por las Altas Cortes, que deberían consultar los jueces en sus fallos. Esto movería el sistema colombiano un paso más hacia la common law anglosajona, que es más sencilla y práctica. También sugirió redactar un código procesal único que se usaría para todos los casos distintos a los penales y penales militares.

En materia administrativa, sugirió crear un gerente para la Rama Judicial que tome algunas de las funciones del Consejo Superior de la Judicatura y mover las tareas administrativas, que hoy tienen los jueces, a centros especializados de servicios, separados de las Cortes.

A Colombia le falta recorrer un camino muy largo para ser realmente competitiva. Ese es un hecho claro en la clasificación que presentó esta semana el Consejo Privado de Competitividad. El país ocupa el puesto 45 entre 58 estudiados en el índice del IMD y el 68 entre 139, según el Foro Económico Mundial. Solo en el Doing Business, del Banco Mundial, ocupa un decoroso puesto 39 entre 183 economías.

Las reformas que propone el Consejo permitirán levantar las barreras que les impiden a las empresas vender sus bienes y servicios en los mercados nacionales e internacionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?