| 10/21/2016 9:33:00 AM

Netflix, Uber o Airbnb no se salvarían de los impuestos en reforma tributaria

El proyecto de reforma tributaria presentado por el Gobierno contempla un “pago o abono” por parte de las plataformas tecnológicas que prestan servicios electrónicos o digitales, una categoría en la cual entrarían firmas como Netflix, Uber o Airbnb.

Se trata del polémico artículo 178 del proyecto de reforma tributaria radicado esta semana en el Congreso, por medio del cual se prevé recaudar dinero a través de los pagos realizados a entidades emisoras de tarjetas crédito y débito por servicios digitales.

Este artículo particularmente contempla que el “suministro de servicios audiovisuales" (de música, videos, películas y juegos, así como la radiodifusión de cualquier tipo de evento) serán gravados con la tarifa general del IVA que sería del 19%.

Es así que a plataformas tecnológicas como Netflix se les descontaría una porción de los ingresos que perciben a través de los medios electrónicos de pago como parte del proceso de recaudo, una ‘retención’ que se realizaría directamente a través de las entidades bancarias.

Sin embargo, este no es el único punto que incluye este artículo ya que también está contemplado el cobro al suministro de otros servicios online como publicidad, plataformas participativas, plataformas de pagos, entre otras.

Lea también: Tributaria: Colombianos tendrían que pagar más por servicio de datos

La ‘ambigüedad’ de este punto en específico invita a pensar que incluso plataformas tecnológicas que a la fecha son consideradas como “ilegales” podrían ingresar a la tabla de cobros según esa categoría. 

En una reunión con medios, el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas confirmó que plataformas digitales internacionales como Netflix, eBay, Airbnb, Amazon y hasta Uber “van a pasar a tener IVA general”.

Sin embargo, según lo han sugerido varios expertos en la materia, uno de los mayores desafíos para el Gobierno será legalizar ciertas plataformas tecnológicas que aún están fuera de la ley.

La principal razón, es que el cobro de impuestos no se podría realizar a una plataforma que es considerada ilegal, ya que estaría por fuera de cualquier establecimiento y por ende tendría que resolverse primero su situación.  

Lea también: Reforma tributaria aumenta IVA a 19% y grava bebidas azucaradas

Firmas como Uber, que de a poco avanzan en el camino de la formalización en Colombia, tendrían que pagar impuestos al igual que otras plataformas que brindan servicios en internet.

Vale la pena recordar que Uber fue sancionada a mediados de este año por la Superintendencia de Puertos y Transporte con un cobro de $450 millones, dado que el servicio que prestaban sus conductores no estaba autorizado.

Y es que estos novedosos modelos de negocio al parecer han avanzado más rápido que la misma legislación colombiana, que hasta ahora empieza a adaptarse para “equilibrar las cargas” con las empresas tradicionales.  

Consultados por este medio, los encargados de Uber manifestaron que "están analizando esta propuesta de reforma tributaria que contempla a la economía digital”.

Uber paga impuestos en Colombia y es un importante contribuyente de la economía local, pues el 75% de los ingresos generados por viajes se quedan en el país y son depositados en las cuentas bancarias de los conductores”, declararon.

La compañía además dejó claro que “está abierta a considerar nuevas formas de aportar al país, como ya lo hace en México, por mencionar un ejemplo en América Latina”.

Lea también: Colombia avanza hacia una "revolución digital" con el reto de impulsar la economía

El presidente de la Cámara Interamericana del Transporte Colombia (CIT), Camilo García Moreno, ha sido uno de los más críticos frente al modelo de negocio de empresas de base tecnológica como Uber.

De hecho, recientemente denunció que 25.000 conductores de Uber están dejando de pagar $137.970 millones en aportes para la seguridad social, a pesar de que mensualmente ganan cerca de $3,5 millones.

“Si alguien transporta a otra persona y se enriquece por eso, tiene que cubrir los seguros por si llega a ocurrir un accidente no solo al sistema de seguridad social, sino los tributos correspondientes para la sociedad”, aseguró el directivo.

El proyecto de reforma tributaria, que empezará su camino hacia la aprobación en los próximos días, además contempla el pago de impuestos con la base general del IVA para los siguientes servicios electrónicos o digitales:

  • Suministro de páginas web, hosting, almacenamiento en la nube (cloud computing) y mantenimiento a distancia de programas y equipos.
  • Suministro de software y sus actualizaciones.
  • Suministro electrónico de imágenes, texto y otro tipo de información, así como la disponibilidad de acceso a bases de datos digitales.
  • Suministro de enseñanza o entrenamiento a distancia
  • Y los demás servicios que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) determine mediante resolución.

Tras conocer el proyecto de reforma tributaria el presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), Alberto Samuel Yohai, manifestó en una entrevista concedida a Dinero que el cobro de impuestos a las plataformas tecnológicas va a ser un “tema interesante”.

Yohai aseguró que no será fácil realizar dicho proceso debido a la "ubicuidad" de esas plataformas, lo cual “dificulta la forma para identificar los servicios que prestan en el país y en el exterior”.

Lea también: Todo lo que debe saber sobre la reforma tributaria 2016

Frente al tema, el directivo aseguró que es necesario “buscar incentivos para que jugadores locales e internacionales en cuestión de plataformas estén jugando con las mismas condiciones del mercado y las mismas reglas de juego”.

En términos generales, y luego de revisar varios de los artículos, Yohai identificó que existe “una desconexión” entre los esfuerzos que ha querido realizar el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) y lo que está plasmado en el documento.

Es por ello que manifestó su “preocupación” frente a la aprobación del documento, ya que en su concepto le pone “un impuesto a la innovación” y “terminar restringiendo la creatividad” de los emprendedores.

Entre los principales puntos que critica está el cobro de impuestos a los servicios de software, así como al uso de datos móviles y otras tecnologías, lo cual a su juicio aumentaría aún más la brecha digital que existe en el país entre los más pobres y aquellos con mayores posibilidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?