| 6/2/2014 11:00:00 AM

Inversión de $45.000 millones en red terciaria

Los recursos corresponden a los planes de inversión en el departamento del Meta que ha venido insistiendo en mayores recursos para la infraestructura de la región.

La ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, luego de una visita al departamento del Meta, anunció que las inversiones en esta región del país alcanzan los $45.000 millones.

El pronunciamiento se dio en el marco de la Ruta de la Ejecución que mostró un balance positivo aunque con el reconocimiento de que hay muchas cosas por mejorar.

En el encuentro la funcionaria atendió el llamado de los alcaldes y secretarios de obras públicas de diferentes municipios del departamento del Meta.

Cabe anotar que el recorrido continuó con la supervisión técnica del puente La Coloradita de 50 metros de longitud.

Dicha estructura está ubicada sobre la vía alterna que de Villavicencio conduce a la Inspección de Pipiral, en donde el Invías realizó una inversión de $5.309 millones (obra + interventoría), garantizando un incentivo para la economía de la región, ya que es un paso obligado para los vehículos que transporten hidrocarburos y ganado desde los Llanos Orientales hacia Bogotá.

De igual forma, se dio al servicio oficialmente el Puente Quebrada Blanca y los accesos, en jurisdicción del municipio de Guayabetal, departamento de Cundinamarca, de una longitud de 450 metros, que representaron para el Invías una inversión de $22.180 millones (obra + interventoría).

La terminación de estos trabajos, mejorará la comunicación entre Bogotá y Villavicencio, con lo cual se optimizará el comercio entre estas dos capitales, así como el turismo.

La ruta de la ejecución, culminó con la visita al sector III de la doble calzada Bogotá – Villavicencio con la supervisión de los túneles 8, 9 y 10 a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?