| 11/7/2014 5:00:00 AM

Déficit hipotecario causa incrementos en vivienda

Ante los altos precios de viviendas en el país, que hacen sospechar de la existencia de una burbuja hipotecaria, Fitch Ratings realizó un análisis del sector inmobiliario para determinar qué está jalonando los precios.

A raíz de los constantes incrementos en los precios de vivienda en Colombia, Fitch Ratings hizo un recorrido por el sector inmobiliario para determinar cuáles están siendo los factores que jalonan al alza los precios de la vivienda, principalmente en las ciudades más grandes, levanto sospechas sobre una posible burbuja inmobiliaria en el país.

Establece Fitch que los precios reales promedio de las viviendas han presentado una tendencia creciente desde el 2003. Los mercados inmobiliarios han sido especialmente demandados en las ciudades principales, en donde la oferta de nuevas viviendas es limitada.

La demanda por viviendas ha aumentado en un contexto más amplio de prosperidad económica Colombiana. El crecimiento real sostenido de ingresos continúa impulsando la demanda de vivienda y es apoyado por la preferencia de los colombianos por invertir en bienes raíces sobre cualquier otra alternativa de inversión.

La oferta de viviendas residenciales en las ciudades principales de Colombia no ha crecido al mismo ritmo de la demanda, lo cual ha generado un desequilibrio que no podrá ser resuelto en el corto plazo.

La oferta de vivienda urbana está limitada por la falta de terreno edificable y obstáculos legales que dificultan el desarrollo de nuevos proyectos de vivienda. Este déficit de vivienda urbana ha impulsado la tasa de crecimiento de precios por encima de los crecimientos de salarios en los últimos años.

El marco legal actual de financiamiento de vivienda fue desarrollado para ayudar a restablecer un sector de vivienda que presentó un alto deterioro durante la crisis económica de 1999. El marco post-crisis aplica herramientas macroprudenciales para disciplinar tanto a los bancos como a los deudores.

Límites estrictos a la cantidad que un comprador puede pedir prestado en relación al precio de compra o al monto que puede representar la cuota de un préstamo del ingreso mensual del deudor (deuda-a-ingreso; DTI) ayudan a limitar la inversión especulativa.

A pesar que las bajas tasas de interés están impulsando al mercado hipotecario, el boom de los precios inmobiliarios de Colombia no ha sido estimulado por el crédito. Los deudores invierten patrimonio principalmente en la compra de vivienda, como lo indican los LTVs originales promedio de 50%-60%.

La deuda hipotecaria como porcentaje del PIB continúa ubicándose en un nivel relativamente bajo cercano a 4-5%. En opinión de Fitch, una disminución en la originación de créditos hipotecarios no daría lugar a una disminución sustancial de los precios inmobiliarios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?