| 8/21/2010 5:00:00 PM

Quimio y radioterapia prequirúrgicas reducen tumores gástricos

El tratamiento combinado de quimioterapia y radioterapia antes de la cirugía consigue reducir el tamaño de los tumores gástricos operables, que pueden llegar a desaparecer hasta en un 19% de los pacientes, según la Clínica Universidad de Navarra (CUN).

Los resultados de un estudio efectuado por especialistas de la CUN dicen que el grado de respuesta favorable fue más alto en los pacientes que recibieron la combinación de quimioterapia y radioterapia que en aquellos que sólo recibieron quimioterapia antes de la cirugía.

La CUN informó que el estudio, basado en la experiencia de 61 pacientes tratados con quimioterapia o quimioradioterapia preoperatoria, indica que una buena respuesta al tratamiento anterior a la cirugía puede asociarse a una supervivencia más prolongada.

Uno de los autores del trabajo, Juan Antonio Díaz González, explicó que en el cáncer gástrico no metastásico, la cirugía es un "elemento clave" para conseguir un adecuado control de la enfermedad, aunque advirtió de la capacidad de este tipo de tumor para desarrollar recaídas abdominales y metástasis.

Por este motivo, en las guías internacionales se establece que la cirugía se debe completar, "bien con quimioterapia antes y después, o bien, posteriormente, con la administración de quimioterapia y radioterapia", aunque en los últimos años es creciente el uso de tratamiento preoperatorio con quimioterapia.

El especialista apunta que algunos de los beneficios de esta modalidad residen en que "puede conseguir mejores tasas de cirugías radicales, sin márgenes afectos por tumor".

Esto es importante, según Díaz González, "ya que algunos autores consideran que una proporción importante de los pacientes con tumores gástricos considerados operables presentan, tras la cirugía, márgenes quirúrgicos afectados por la enfermedad", lo que deriva en la menor supervivencia del paciente.

En este contexto, algunos centros norteamericanos han propuesto la incorporación de la radioterapia combinada con quimioterapia como tratamiento anterior a la cirugía y aunque todavía "hay una relativa experiencia con este tipo de tratamiento, los resultados parecen esperanzadores".

Los elevados índices terapéuticos conseguidos mediante este tratamiento en la CUN se basan en que la administración combinada de quimioterapia y radioterapia antes de la operación induce una reducción del tamaño de los tumores, que pueden llega a desaparecer completamente en un 19% de los pacientes y en un 64% presenta tan sólo un residuo microscópico de la enfermedad.

Este hecho facilita la completa extirpación posterior mediante cirugía, pero además, el alto grado de respuesta tiene una influencia positiva en la supervivencia.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?