| 7/28/2009 12:00:00 AM

Quién sucederá a Gabriel Silva

El martes a las 10 de la mañana comienza el proceso de selección, cuando el gerente de la Federación de Cafeteros renuncie a su cargo. Candidatos ¿Cuáles no, cuáles sí?

El martes a las 10 de la mañana se reúne la dirección de la Federación Nacional de Cafeteros para recibir la renuncia oficial del hasta hoy gerente general de la agremiación, Gabriel Silva. El funcionario aceptó la designación como ministro de Defensa en reemplazo de Juan Manuel Santos.

A partir de ese momento, se empezará a discutir la sucesión, un tema que hasta ahora no ha sido encarado con mucha fuerza por los dirigentes cafeteros.

La decisión tiene elementos relativamente fáciles de anticipar. Uno de ellos, es que será relativamente difícil para una persona del interior del gremio acceder al cargo y otra es que aún no se han puesto sobre la mesa los nombres más apropiados para el cargo. Cuando se haga, aparecerían candidatos como el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata o dirigentes gremiales como Jens Mesa.

Quién no
La elección de Gabriel Silva se hizo en medio de una de las fracturas más profundas en la Federación. Algunos de los comités más poderosos defendían la permanencia de Jorge Cárdenas Gutiérrez, mientras otros apoyaban la candidatura del ex director de la oficina de Nueva York, Álvaro Villegas y el Comité de Caldas impulsaba la de Emilio Echeverri.

Para zanjar la discordia apareció el nombre de Juan Manuel Santos, quién como todos los anteriores tenían vínculos con la Federación. Eran, de una forma u otra, personas del gremio. No obstante, Santos, quién había sido ministro de Hacienda, tenía inhabilidades para el cargo. Esto le dejó la vía libre a Gabriel Silva, el primer gerente no cafetero de la Federación.

El ensayo resultó muy bueno. Silva emprendió con éxito una reestructuración a fondo de la Federación. No solo redimensionó la burocracia cafetera, sino que replanteó la estrategia para mejorar la competitividad de la caficultura nacional y para el grupo empresarial cafetero, que ahora anda a la caza de oportunidades para entrar en las grandes ligas mundiales de la distribución detallista de café.

Pero entre sus ejecutorias, Gabriel Silva, les permitió también el acceso al Comité Nacional de Cafeteros a los comités más pequeños, que han venido ganando participación en el negocio, no solo porque han aumentado su producción, sino porque en buena medida son los grandes exportadores de cafés especiales.

Esa decisión dificultará más que en la última elección, la escogencia de un gerente que venga de ‘adentro’ de la Federación. La fractura podría ser mayor esta vez. No solo los comités grandes no querrían apoyar el candidato ‘interno’ de los demás, sino que los pequeños solo apoyarían sus propios candidatos para no perder el poder que han ganado y que antes no tenían.

Cómo es el nuevo gerente
En las circunstancias actuales el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros debe reunir varias cualidades importantes. De un lado, debe ser, como Gabriel Silva, un buen administrador de un grupo empresarial enfocado en darle valor al café, que para ello debe reforzar su presencia internacional.

Claramente el nuevo gerente debe estar en capacidad de entender y aprovechar las oportunidades de los mercados internacionales del este bien básico.

Tal vez es menos importante que conozca los detalles de la siembra del café, porque en ese aspecto, los técnicos de la Federación son reconocidos internacionalmente. De hecho Gabriel Silva demostró que esa no es una habilidad completamente necesaria.

Quizás es más valioso que tenga sofisticación financiera para que entienda sobre mecanismos modernos de administración de riesgo, de financiación de las siembras o de comercialización en mercados de commodities, un asunto en el que todavía hay que hacer avanzar mucho a los caficultores nacionales.

Pero además, el gerente debe tener una enorme capacidad de lobby con el gobierno. Para algunos observadores de la institución cafetera, la gobernabilidad depende mucho de la capacidad del gerente de conseguir los subsidios y las ayudas que piden los caficultores. En esto Gabriel Silva fue tremendamente eficaz.

Con o sin estas cualidades, como es natural, los nombres de los candidatos ya empezaron a aparecer. Muchos de ellos ya habían figurado en las listas anteriores. Luis Carlos Villegas, Juan Camilo Restrepo, el secretario de la OIC, Néstor Osorio, e incluso, por delirante que parezca, hay quienes mencionan de nuevo al candidato presidencial Juan Manuel Santos.

Otros son del gremio y tendrían las dificultades de todos los internos. Entre ellos están Catalina Crane, presidenta de Procafecol, Juan Lucas Restrepo, gerente Comercial y Guillermo Trujillo, secretario General de la Federación.

Hay otros ex funcionarios como Jens Mesa, presidente de Fedepalma, quién ha sido muy exitoso en implantar el modelo gremial cafetero en la palmicultura, o alguien tan distante en apariencia a las líderes gremiales como Ricardo Obregón, presidente de Carvajal.

En esas listas se quedan por fuera las personas que no son cafeteras y que podrían generar el consenso y ajustarse al cargo como lo requiere el gremio. Para algunos, la persona ideal sería el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata por su talante empresario, por su conocimiento de los mercados internacionales y por su capacidad de gestión. Y si no es Plata, alguien como él, opinan.

Ahora, no todo el poder lo tienen los comités. En la disputa que comienza el martes la voz del ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, la del presidente Álvaro Uribe y la del nuevo ministro de Defensa, Gabriel Silva, serán cruciales para decidir el nuevo gerente general del gremio de los cafeteros de Colombia.

El que llegue, de todas maneras tendrá que demostrar lo que dijera el propio Silva hace algunos años: "En los próximos diez años, la caficultura va a desmentir a todos los que dicen que esta actividad era el pasado de Colombia. Va a demostrar que estamos entrando en una edad de oro, si las cosas se hacen bien".


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?