| 7/9/2010 4:40:00 AM

¿Qué quiere hacer Juan Camilo Restrepo en el Ministerio?

Cambiaría subsidios por créditos porque el margen fiscal es muy estrecho. Revisará revisar el límite de 900 hectáreas por un solo inversionista para facilitar inversiones grandes en el Llano. AIS debe ayudar a la pequeña y mediana agricultura. Devolvería dos millones de hectáreas ganaderas a la agricultura.

El nombramiento de Juan Camilo Restrepo en el ministerio de Agricultura fue muy bien recibido. No solo se trata de una persona íntegra y seria, sino que tiene experiencia en finanzas públicas y en el sector agropecuario.

Por eso las primeras puntadas sobre lo que será su trabajo frente a esa Cartera son importantes. Y ya anuncia elementos que son fundamentales para los empresarios del campo.

Una de sus tareas más urgentes será la de establecer el tratamiento que tendrán los sectores afectados por la revaluación, que ya va por el 9% en los últimos 12 meses.

Como conoce la tarea del ministerio de Hacienda, propone que el país debe hacer “una gran alcancía contra la revaluación”. Esto se traduce en un ahorro público y de rentas petroleras, que se puedan usar en las épocas de dificultades.

Señala que este ahorro se conseguirá con la Regla Fiscal que presentará el gobierno al Congreso en pocos días. En todo caso reiteró que “lo que puede hacer Colombia no es erradicar riesgo de revaluación, sino aminorarlo con una política fiscal muy cuidadosa y un régimen de ahorros”.

La otra fórmula que usó el gobierno de Álvaro Uribe con mucha frecuencia fue la de subsidiar a los sectores vulnerables a la tasa de cambio. El nuevo ministro de Agricultura se mostró pesimista frente a la posibilidad de mantenerlos. “Los subsidios directos dependen de las disponibilidades fiscales, que me temo que serán estrechísimas”, indicó.

De hecho, señaló que el presidente Uribe ya había dicho que no había margen para subsidios directos como los que se han usado para los sectores agrícolas afectados por la revaluación de la tasas de cambio.

Consideró que en todo caso, la tarea del gobierno es la de tratar de que los sectores vulnerables sobrevivan y prosperen. “El sector cafetero debe aumentar su producción. El país necesita que la producción sea de 12 a 13 millones de sacos”, dijo. El de flores, por ejemplo, debería también estar en capacidad de aguantar el sacudón cambiario.

Propuso hacer esa ayuda con créditos parecidos a los que el Banco Agrario ya hizo para esos dos sectores. “Pero no será ayuda de regalar plata. Son créditos en condiciones favorables y fáciles, pero hay que pagarlos”, añadió.

Agricultura empresarial
En cuanto a la posibilidad de que haya empresarios dispuestos a hacer inversiones en proyectos de gran magnitud, Juan Camilo Restrepo destacó que en la Altillanura hay unas grandes posibilidades de atraer volúmenes grandes de inversión tanto extranjera como colombiana.

Para promoverla, dijo que estaría dispuesto a revisar “sin prevenciones el límite de las 900 hectáreas para un solo inversionista”, manifestó. Este es uno de los obstáculos que más han mencionado los inversionistas internacionales como obstáculo para entrar al país. Esa norma dificulta enormemente la conformación de bloques de 5.000 ó 10.000 hectáreas y más que se requieren para proyectos de siembra interesantes en los Llanos Orientales.

Las inversiones públicas en el campo son un asunto que no está todavía claro.
“Hay que ver cómo está el tema presupuestal. Es una cosa que apenas voy a ver la semana entrante”, afirmó el nuevo Ministro.

Otros proyectos
Pero a la par de estos grandes proyectos de inversión, Juan Camilo Restrepo insiste en que se debe trabajar en otros frentes. De un lado en la devolución de las tierras a los desplazados por la violencia.

De otro, trabajar con las agremiaciones para establecer programas de acción particulares para los pequeños agricultores de cada sector. En particular, estudiará la forma de defender a los que puedan ser afectados por los tratados de libre comercio. “Los TLC son muy importantes y el país debe perseverar en ellos, pero a veces generan algunas amenazas para los sectores más débiles de la agricultura”, señaló.

En ese sentido, recordó que el programa Agro Ingreso Seguro se creó precisamente como un mecanismo para proteger la mediana y pequeña agricultura frente a condiciones adversas que se pudieran generar con los tratados de libre comercio.

Finalmente dijo que hay interés del gobierno en regresar a la agricultura una proporción de las tierras que hoy se dedican a ganadería extensiva. Dijo que un millón o dos millones de hectáreas de esas se pueden cambiar a un uso agrícola. “Cada hectárea de esas que podamos robarle a la ganaderos, no afecta la producción pecuaria, pero ofrece una mayor seguridad alimentaria”, afirmó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?