| 3/9/2015 8:00:00 AM

No tan contentos con el nuevo presidente de Ecopetrol

Al sindicato de Ecopetrol no le cayó muy bien el nombramiento de Juan Carlos Echeverry en la presidencia de la petrolera, pues recuerdan que cuando fue Ministro disminuyó el ingreso de las regiones productoras de un 20 a un 8% con el régimen de regalías.

Para el recién electo presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, el panorama no es nada alentador por las condiciones en las que recibe la empresa colombiana, por la coyuntura mundial del sector y porqué a los trabajadores de la compañía no les cayó nada bien que el ex ministro de Hacienda fuera elegido para tomar las riendas de la que en un momento fue la más grande y confiable empresa de Colombia.

En diálogo con Dinero, Edwin Castaño, presidente de la Unión Sindical Obrera, USO, reveló detalles relacionados con contratación, administración y ejecución que deberán discutirse en una mesa sí el nuevo directivo quiere contar con la fuerza laboral de la petrolera.

“Eso que dice el ministro de Trabajo Luis Eduardo Garzón de que una paro laboral sería un suicidio para el sector, es un error, un suicidio sería permitir que 20 artículos contemplados en el Plan Nacional de Desarrollo PND, donde se prevén severas modificaciones que le dan paso a la privatización de la empresa con la excusa de una capitalización si sería un completo error”, señaló.

El dirigente sindical señaló que tienen preparada una lista para planteársela al nuevo presidente con el objetivo de que existan las mejores relaciones entre las directivas y los trabajadores, los 10 aspectos que se plantearán en los siguientes días son:

1) Accionistas minoritarios:

La Junta debe contemplar la recuperación de las acciones en manos de los accionistas minoritarios con lo que Ecopetrol volvería a ser la empresa 100% estatal. Lo anterior con base a que los dividendos que hemos entregado en los últimos años se lo han llevado el estado y los minoritarios y esto no debe seguir así.

2) Campo Rubiales:

Ecopetrol debe finalizar el contrato con Rubiales, tenemos la estructura financiera y técnica para asumir Campo Rubiales como un activo del Estado Colombianos.

3) Cenit y Reficar:

Las filiales de la petrolera Reficar y Cenit deben acabarse pues son empresas de papel, las cuales deben devolver esos manejos a la compañía que perfectamente puede asumir esos compromisos y ejecutarlos de la mejor manera.

4) Distribución:

Ecopetrol debe ingresar en las distribuciones minorista de combustibles y lubricantes en el territorio colombiano y en el resto de América latina, pues son regiones que pueden potenciar la productividad de la compañía desde este segmento.

5) Contratos:

Ecopetrol debe reasumir los contratos delegados que hoy están en operación en campos de producción en todo el país.

6) Vías 4G:

Es urgente que Ecopetrol haga las adecuaciones correspondientes de la refinería de Apiai para que se pueda distribuir el asfalto a toda Colombia sin tener que importarlo como se pretende, lo que mejoraría los ingresos de la empresa y le abarataría los costos al Estado.

7) Mantenimiento:

Recobrar la operación del mantenimiento de forma directa asegurando el aumento de la productividad y la confiabilidad en todas las actividades de Ecopetrol.

8) Corrupción :

Es necesario acabar con las estructuras burocráticas como nominas paralelas, gestorías entre otras figuras que le cuestan el doble a la empresa colombiana de petróleo.

9) Casos particulares:

Atender las denuncias que como trabajadores de Ecopetrol tenemos para poner a la luz con el objetivo de mejorar las condiciones de la empresa, denuncias que durante esta semana estaremos haciendo pública.

Según las conversaciones sostenidas con el representante de los trabajadores se espera que ya sea con el ministro de Trabajo o con el presidente de la empresa, estos puntos se puedan discutir para evitar un cese de actividades definitivo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?