| 1/14/2014 8:48:00 AM

Qué deja Petro en materia económica

El alcalde de Bogotá dejó listo varios proyectos económicos, entre ellos el cupo de endeudamiento y el presupuesto de 2014. Analistas consultados por Dinero aseguran que son inmodificables.

Contra viento y marea el alcalde de la capital colombiana logró la aprobación del Plan de Desarrollo de la capital, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), el cupo de endeudamiento por $3,0 billones, el presupuesto para 2014 y el esquema de recolección de basuras.

Revista Dinero consultó a varios expertos quienes confirmaron que, por ahora, el Plan de Desarrollo se convierte en una camisa de fuerza para su sucesor. “Es seguro –según Antonio Sanguino, copresidente de la Alianza Verde Progresista– que el nuevo Alcalde tendrá que plegarse al Plan cuya vigencia está aprobada para cuatro años. Aun si no lo comparte, su única opción sería reordenar las prioridades”.

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) adoptado por decreto goza de presunción de legalidad y tendrá fuerza obligatoria mientras la Justicia no diga lo contrario.

El cupo de endeudamiento y la destinación de los recursos se mantienen: la Troncal de Transmilenio por la Boyacá, los cablemetros del sur, el reforzamiento estructural de 32 colegios públicos y la puesta en marcha de más de una decena de vías cobijadas por el derogado proyecto de valorización.

El esquema de basuras en la capital incluye en el modelo de recolección a los recicladores porque así lo ordenó la Corte Constitucional. Sin embargo, el sucesor de Petro tendrá la facultad para ponerle punto final al modelo de Petro.

De esta manera, lo aprobado, aprobado está, no obstante la preocupación se centra en los recientes y seguidos periodos interinos que tienen a Bogotá en un desastre administrativo más no económico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?