| 2/4/2011 5:55:00 PM

¿Qué está pasando en la liquidación del grupo Nule?

Los acreedores se quejan de que los activos que entregaron los Nule no son suficientes para atender los pasivos. Los Nule dicen que pusieron activos por $700.000 millones para responder por deudas de $500.000 millones. La Supersociedades dice que los datos de los Nule no son ciertos.

Algo raro está pasando en la liquidación del grupo IGK. Eso por lo menos es lo que aseguran Miguel, Manuel y Guido Nule, las cabezas visibles de esa extinta organización empresarial.

Se manifestaron sorprendidos por los comentarios de sus acreedores en el sentido de que no habría activos suficientes para respaldar las deudas que valen cerca de $500.000 millones. Señalan que el avalúo de los activos que entregaron al liquidador supera los $700.000 millones.

Miguel Nule le entregó a Dinero.com las siguientes cuentas parciales de lo que entregaron:

El 50% de participación en Aguas Kapital Cúcuta, $30.000 millones
El 25% de la Concesión Bogota-Girardot, $150.000 millones
Terrenos, máquinas y edificios, $70.000 millones
25 Contratos en ejecución $90.000 millones
Contratos por $1,2 billones, cedidos a título gratuito, que tienen un valor de $170.000 millones

En la lista falta el valor del 66% de Kapital Energy, propietaria a su vez del 50% de Enertolima y del 25% de la Empresa de Energía de Pereira, pero Miguel Nule asegura que toda la masa de activos vale $730.000 millones.

En la Superintendencia de Sociedades sostienen que esa cuenta no es cierta. “Todavía no está claro qué se debe y qué es lo que hay. La contabilidad de las empresas del grupo era muy deficiente y en algunos casos, inexistente”, le dijo a Dinero.com un fuente de esa entidad.

La semana pasada se terminó el plazo para que los acreedores registraran sus deudas con la Superintendencia y después de un estudio esa información debería permitir reconstruir totalmente el valor de los pasivos del grupo.

“La determinación de esa cifra será un proceso público”, explicó la fuente. El paso siguiente será el de la valoración de los activos y eso se podría tomar el resto del año. “Todavía falta estimar los de Ponce y los acueductos”, dijo.

También desde el anonimato, desafió a los Nule a probar sus afirmaciones. “Si hay algún activo oculto, o no registrado, o que esté en manos de alguien sin soporte, que lo informen”, manifestó.

Lo que más molesta a la Supersociedades es que en los meses previos a la liquidación de las empresas hubo movimientos de acciones y activos muy importantes. “Entre noviembre de 2009 y julio de 2010 se movieron acciones de compañías de los Nule a algunos de sus socios”, dijo. “No sabemos por qué ocurrieron, pero salieron de esas compañías y entraron en el patrimonio de otras personas”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?