| 2/29/2016 2:39:00 PM

Gobierno culpa a Petro del aumento en el desempleo

El gobierno aseguró que la mitad del incremento ocurrió en Bogotá. Admitió que le preocupa la cifra pero dijo tener razones para ser optimista.

Más de la mitad del aumento en el desempleo está relacionada con el bajo dinamismo de los sectores de construcción y vivienda en Bogotá, de acuerdo con el gobierno.  

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, culpó a las ‘regresivas’ políticas del ex alcalde Gustavo Petro por los resultados y aseguró que este año se construirán unas 80.000 nuevas viviendas para la ciudad en lo que llamó un ‘plan de choque‘ para la ciudad. 

“La cifra de hoy no deja de preocupar al gobierno pero no necesariamente es el apocalipsis”, dijo el ministro de trabajo Luis Eduardo Garzón a la prensa.

La tasa de desocupación en Colombia aumentó 1.1 puntos porcentuales a 11,9% en el primer mes de 2016. Por su parte el desempleo urbano se disparó a 14,1% y fue el peor registro para un mes de enero en cinco años. El reporte del Dane menciona que el nivel de paro laboral aumentó en 14 de las 23 ciudades más importantes.   

Lea también: Se aceleró el desempleo y alcanzó el 11,9% en enero

Garzón insistió en que la construcción de las vías de cuarta generación, el Pipe 2.0, los subsidios a la compra de vivienda y el desarrollo de programas para el posconflicto permitirán impulsar la economía.

Colombia está experimentando las consecuencias del desplome del petróleo pero hasta hace pocos meses el mercado laboral se había mantenido estable. Las proyecciones de crecimiento económico para este año están en 3% frente a 4.5% en 2014.   

“La economía está recomponiendo su mercado laboral de unos sectores a otros”, explicó el director del Departamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?