| 7/19/2016 12:01:00 AM

Proyecto de energía renovable beneficiará zonas no interconectadas de Colombia

Con una inversión inicial de $11.000 millones el Grupo AB ha incursionado en el proyecto de generación de energías renovables en zonas no interconectadas del país, en el que 1'400.000 colombianos se verán beneficiados.

El Grupo AB, a través de su compañía AB Energía, es la primera empresa privada en implementar y comercializar un modelo híbrido entre energía convencional y energía solar para el suministro a poblaciones en zonas no interconectadas (ZNI) del país, donde el acceso es aún inexistente y restringido.

Marcela Bejarano, gerente general de Grupo AB explicó que el proyecto de energías renovables inició por una consultoría a una compañía energética en donde Bejarano vio la necesidad de entrar al campo competitivo y así poder llegar a diferentes zonas del país con alternativas de energía, con el objetivo de impulsar un país ambientalmente sostenible.

Bejarano aseguró que su misión empresarial se realiza bajo la premisa de que este servicio es fundamental para el progreso económico, social y cultural de las comunidades que habitan las ZNI.

1‘400.000 colombianos, representan el 32% del territorio nacional el cual hace parte de las ZNI del país, áreas aisladas energéticamente por sus características geográficas y naturales, donde durante los últimos años se han impulsado proyectos para cubrir la demanda energética de las comunidades de 90 municipios en 7 departamentos, entre ellas 5 capitales, 1.448 localidades, 39 cabeceras municipales y 20 territorios especiales.

La prestación del servicio en las ZNI se hace principalmente mediante plantas de generación diésel, pequeñas centrales hidroeléctricas y paneles solares, estos últimos una de las fuentes renovables más exploradas en el país y en las que la compañía AB Energía ha venido desarrollando proyectos de construcción de modelos híbridos.

Bejarano aseguró que Colombia está comenzando a pensar en las energías alternativas, las ZNI se consolidan como opciones económicas y eficientes… “Nuestro objetivo a corto plazo es lograr construir modelos híbridos diesel-solar para suministrar un servicio 24 horas a comunidades que actualmente tienen 6 u 8 horas de acceso”, afirmó la gerente.

Actualmente la empresa ha hecho una inversión inicial de US$6000, AB energía está importando desde Alemania 720 paneles solares para la implementación del modelo híbrido en dos poblaciones piloto del Casanare: Trinidad, con un impacto de 220 viviendas, y Paz de Ariporo, con 184.

El costo de generación diésel oscila entre $800 y $1.600. Se calcula que el valor de la energía del modelo híbrido será de $900 y en 5 años de $400, acercándose al precio competitivo de las energías convencionales.

Fase inicial del proyecto

En la fase inicial, el servicio se prestará durante 12 horas, desde las 11:00am hasta las 11:00pm y la meta es llegar a 24 horas en 3 meses.

“Producir energía 100% renovable aún es muy costoso en el país; sin embargo, estos son avances para aumentar el tiempo de cobertura reduciendo el uso de combustibles fósiles”, agregó Bejarano. 

La compañía le ha apostado a un modelo de negocio integral desde la identificación de las poblaciones, cesión del servicio por parte de las entidades territoriales, inversión e instalación hasta la comercialización, mantenimiento y garantía del acceso. 

Impacto de la energía solar en las ZNI

Según el Plan Indicativo de Expansión de Cobertura (2013-2017) elaborado por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), el 71,23% de la población de las ZNI cuenta con al menos 4 horas de servicio al día, de las cuales se estima que solo cerca del 1,2% equivale a capacidad de energías renovables.

El uso de fuentes alternativas representa actualmente solo el 3,5% de la potencia instalada en el SIN y la meta sectorial es llevar ese aporte a 6,5% en 2020. Por su parte, en las Zonas No Interconectadas donde se genera un 99,9% con diésel, se espera reemplazar con energías renovables hasta alcanzar un aporte del 30%.

Se requiere acelerar los procesos normativos, entre ellos la reglamentación de la Ley 1715, que no ha contado con el dinamismo necesario para incentivar el uso masivo en el país. Sin embargo, la revolución energética puede comenzar como un proceso cultural donde los colombianos reemplacen parte de su suministro energético por fuentes no convencionales, como la energía solar”, agrega Bejarano.

Impacto del uso de energía solar

La energía solar es una alternativa técnica y financieramente viable para reemplazar el uso de combustibles fósiles y, de esta manera, reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Países como Alemania, China, Japón e Italia son líderes mundiales en paneles fotovoltaicos y han demostrado que es posible cubrir la demanda de electricidad con alternativas verdes.

Las aplicaciones abarcan desde iluminación pública y privada, refrigeración, climatización, procesos industriales con cargas constantes y variables, entre otras actividades que pueden ser realizadas simultáneamente con fuentes convencionales de energía.  

En las ZNI  se convierte en una opción viable para lograr un acceso adecuado a la energía, que permita el apropiado funcionamiento de espacios básicos para el progreso económico, social y cultural como escuelas y centros de salud.

Los proyectos de AB Energía en las ZNI se unen a los pasos de esta transición energética que necesita vivir el país como parte de las acciones para cumplir los objetivos del COP21, en donde Colombia se compromete a reducir las emisiones de CO2 en un 20% para el 2030.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?