| 11/13/2009 7:00:00 AM

Proyecciones positivas le esperan a la construcción

Los incentivos lanzados por el Gobierno, la baja en las tasas de interés y la política monetaria del Banco de la República impactarán positivamente el desempeño de la actividad constructora e inmobiliaria en los próximos meses.

La recuperación de la confianza y de la dinámica de la actividad económica durante los próximos meses tendrá un impacto positivo sobre el sector inmobiliario, según se desprende de un análisis realizado por el Servicio de Estudios de BBVA Colombia.

El plan de cobertura de tasas de interés para créditos hipotecarios, la política monetaria implementada por el Banco de la República y la disminución de la inflación en los últimos meses impulsarán la demanda por viviendas, lo que se verá reflejado en una reducción de inventarios, un mejoramiento en los indicadores de rotación en el corto plazo y un impulso al desempeño del sector de la construcción, de acuerdo con el diagnóstico realizado por la entidad financiera.

“El déficit de viviendas existentes, el aumento esperado de la población y el incremento en el número de hogares son condiciones únicas que unidas al fortalecimiento del sector y a un gran camino por recorrer en la penetración de créditos hipotecarios a diferentes grupos de la población han generado expectativas positivas”, agregó Juana Téllez.

De acuerdo con el análisis realizado por BBVA Colombia, el recorte en las tasas de interés ha reducido la carga financiera de las familias y ha hecho que el crédito sea una opción más atractiva para la financiación de vivienda. “La expectativa del Servicio de Estudios de BBVA es que el Banco de la República mantenga una política de tasas de interés bajas durante 2010 y se espera que las tasas de créditos hipotecarios continúen con su tendencia bajista”, anotó la economista.

Según cálculos del Servicio de Estudios de BBVA Colombia, las licencias de construcción anticipan el comportamiento del sector en aproximadamente tres trimestres, por lo tanto de confirmarse el cambio de tendencia registrado por este indicador se pueden esperar resultados favorables a lo largo del 2010.

Así mismo, el análisis realizado por BBVA Colombia destaca que el sector inmobiliario cuenta con una gran ventana de oportunidad hacia el futuro en el desarrollo de edificaciones de usos diferentes al de vivienda como oficinas, locales comerciales y hoteles, que contarán con un importante desarrollo en los próximos meses cuando se reactive nuevamente la actividad económica.

En el último año el segmento de oficinas, bodegas y locales comerciales ha sentido el ajuste del ciclo económico con una clara diferenciación por ciudades, En el caso de Bogotá, el área disponible de oficinas para ventas registró un incremento del 34% mientras que las unidades arrendadas han disminuido en 42%. Adicionalmente, varios de los megaproyectos de oficinas se están terminando en la ciudad, a juicio del Servicio de Estudios de BBVA, presionarán aún más la oferta de este tipo de inmuebles, lo que podría llevar a una disminución de los precios en la capital de la República.

En el caso de Medellín, por ejemplo, la capital de Antioquia ha registrado una reducción del 26% del área disponible para la venta y una caída del 23% en el segmento de arriendos de oficinas. “Ante este comportamiento no se hace evidente una presión bajista en los precios de arriendos y venta de oficinas en esta ciudad, por lo menos en los próximos meses”, concluyó la economista jefe de BBVA Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?